Noticias

«Los hombres son aliados, no enemigos»

La recientemente constituida asociación feminista Fridas reivindica los derechos de las mujeres desde un planteamiento en positivo y con actos culturales 

«Los hombres no son ni serán nunca nuestro enemigo, es más, son nuestro aliado a la hora de reivindicar una sociedad que se aleje de los clichés masclistas».

Así de alto y claro se manifiestan los integrantes del colectivo feminista Fridas, una asociación que, a pesar de su juventud -se presentó como tal a principios de este mes de febrero- ha acaparado espacio de la actualidad informativa y ha completado un completo catálogo de actividades que tienen como objetivo reflexionar sobre todo aquello que influye a la hora de definir el papel de la mujer en la sociedad.

Los últimos meses, apuntan, han estado llenos de sesiones de trabajo. 

«Muchos de nosotros no nos conocíamos con anterioridad, pero empezamos a conectar gracias a temas que a todos nos interesaban», comenta Carla Aguilar, una de las integrantes de la asociación, mientras añade que, «la entidad nació como tal en un acto en el que nos reunimos varias personas de mundos y realidades muy distintas. Entonces definimos un calendario de trabajo que nos permitiera defender las causas que nos interesan». 

Desde entonces hasta ahora, han sido muchas las horas de organización y reuniones que han permitido configurar un programa de actividades que incluye cineforos, debates y charlas informativas sobre temas de actualidad que ponen de releve las diferencias que todavía se construyen, en nuestra sociedad actual y en rabioso presente, entre hombres y mujeres. 

Brecha salarial, menos presencia en las posiciones altas de los organigramas de grandes empresas, la conciliación laboral, el temido techo de cristal y una menor visibilidad en entregas de premios y secciones de los medios de comunicación como la economía, la política o el deporte.

Estas son algunas de las diferencias con las que deben luchar cada día las mujeres del siglo XXI y en una sociedad occidental deben luchar en su día a día y que están en la agenda de las actividades de Fridas. 

«Nos interesan muchos temas. Intentamos divulgar y concienciar a las personas que asisten a las diferentes citas que programamos, pero aún queda mucho por hacer y mucho que reivindicar», destacan integrantes de la asociación como Neus Rovira, Carla Aguilar o José Ibarz, que reiteran que en los encuentros que organizan se plantean, por ejemplo, como se plantea el amor romántico y cual es el papel que guarda la mujer junto con otros estereotipos relacionados con el papel del sexo femenino en la sociedad. 

«Por ejemplo, vemos que el tema del acoso sexual sigue preocupando, y mucho», comenta Rovira, que añade que en una de las reuniones abiertas de la entidad, «se comentaron hasta 30 casos diferentes».

En una sociedad que el pasado año sumó 46 asesinatos por violencia machista y que, en los últimos meses, contempla como círculos de poder como Hollywood reflexionan sobre el feminismo y los ataques a mujeres, la asociación ha puesto su granito de arena creando un perfil de Instagram en el que anima a todas aquellas personas que hayan sufrido situaciones de abuso a participar, etiquetando sus imágenes con el hastag #fridasdenuncia. 

En un clima que, social y mediáticamente, parece más propicio para la consolidación de una asociación feminista, sus integrantes reiteran que todavía hay poderosos enemigos de base contra los que luchar.

«Debemos abandonar la idea de postmachismo y dialogar con todas las personas que creen que existe una igualdad plena entre hombres y mujeres , ya que esto, en muchos casos, no es así», comenta Aguilar. A su lado, Ibarz —uno de los varios hombres que asisten a las reuniones— añade que «es imposible mejorar el mundo si no contamos con igualdad con la otra mitad que lo integra y, como hombres, debemos reflexionar sobre ello». 

Sigue navegando