Noticias

Operado tras una brutal paliza de seis personas por un ajuste de cuentas

La Guardia Civil ha detenido a los seis, de entre 27 y 65 años, como presuntos autores de los delitos de detención ilegal, lesiones graves, amenazas y tenencia ilícita de armas

La Guardia Civil ha detenido a seis personas por retener a un hombre en dos viviendas de municipios del área metropolitana de Granada y darle una "brutal" paliza por la que fue operado, en un ajuste de cuentas relacionado con drogas, una operación en la que se han incautado una decena de armas.

Según ha informado este cuerpo armado en un comunicado, la denominada Operación Honer ha permitido detener en Churriana de la Vega y Santa Fe (Granada) a seis personas de entre 27 y 65 años como presuntos autores de los delitos de detención ilegal, lesiones graves, amenazas y tenencia ilícita de armas. Los detenidos quisieron ajustar cuentas relacionadas con droga con la víctima, un hombre de 38 años de edad al que retuvieron contra su voluntad durante horas en dos domicilios de las localidades mencionadas, donde le golpearan brutalmente y le causaron heridas de gravedad.

Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil realizó tres registros domiciliarios e intervino dos pistolas, una escopeta de caza, munición, dos carabinas, una catana, un cuchillo, un hacha, dos porras y unos guantes de boxeo con los que golpearon a la víctima. Los agentes también localizaron ropas manchadas de sangre e intervinieron el turismo en el que trasladaron a la víctima de un lugar a otro.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 14 de agosto, primero en Churriana de la Vega y más tarde en Santa Fe. Los detenidos invitaron a la víctima al domicilio de uno de los detenidos con la excusa de un negocio en común, aunque cuando llegó le rodearon, le maniataron en una silla y comenzaron a golpearle con las pistolas y con guantes de boxeo.

Después trasladaron a la víctima hasta la vivienda de otro de los detenidos y allí siguieron golpeándole brutalmente hasta que condujeron al herido hasta el centro de salud de Atarfe para que curaran sus heridas, pero en ningún momento lo quisieron dejar solo para evitar que los denunciara. Sin embargo, tuvieron que abandonar a la víctima porque las agresiones le habían fracturado huesos de la nariz y el parietal izquierdo, lesiones que motivaron su traslado al hospital de Traumatología de Granada donde fue operado de urgencia.

Para llevar a cabo los registros y proceder a las detenciones, la Guardia Civil desplegó un dispositivo especial el pasado sábado en el que participaron agentes de Santa Fe, Armilla y Maracena y de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia.

Sigue navegando