Reus

El alcalde de Reus acusa a Cs de «liderar brigadas de provocación» para romper la convivencia

Carles Pellicer denunció ante los Mossos una acción de simpatizantes del partido naranja que descolgaron la pancarta de ‘presos polítics’. 

El clima de tensión entre el alcalde de Reus, Carles Pellicer, y el grupo municipal de Ciudadanos en la ciudad volvió a registrar ayer una nueva cota.

A las 9.00h un grupo de simpatizantes del partido naranja se personaron en la Plaça del Mercadal con una escalera y una pértiga y empezaron a cortar las bridas en las que se sostenía, en el balcón del Ayuntamiento, la pancarta de ‘Llibertat presos polítics’. 

Al darse cuenta de ello, el alcalde de Reus salió al balcón para impedirlo, mientras recriminaba la acción a los que la estaban cometiendo. Al no poder detenerla, Pellicer, acompañado de algunos miembros de su más estrecho círculo de colaboradores, bajaron a la plaza. 

Por aquel entonces, en la plaza se había organizado un pequeño alboroto. Algunos ciudadanos habían empezado a protestar por la acción. Según cuenta Pellicer, «intenté poner paz y evitar cualquier incidente». Se percató entonces de la presencia de dos concejales de Ciudadanos de Reus que se encontraban también en la plaza. 

Según testigos oculares de los hechos, «no se llegó a las manos de milagro», y agentes de la Guàrdia Urbana mediaron para que así fuese, aunque sí que intercambiaron insultos y empujones entre los congregados. 

El alcalde acusa a Ciudadanos de «liderar las brigada de provocación» que buscan «romper la convivencia pacífica que tenemos en la ciudad». Pellicer acusa a los dos concejales del partido naranja -Juan Carlos Sánchez, portavoz de la formación, y su compañero de filas, Guillem Figueras-, de «instigar» la actuación y «alterar el orden social».

Pellicer, muy contundente, lamentó que «concejales del consistorio sean cómplices de un ataque deliberado contra la libertad de expresión institucional, que lo hayan orquestado y vitoreado, como unos irresponsables». 

El alcalde presentó ayer mismo, ante los Mossos d’Esquadra, una denuncia por «el ataque sufrido en la sede de la soberanía popular de Reus». Destaca Pellicer que «si existe una pancarta en el balcón es porqué así lo han querido la mayoría de los representantes del pueblo». 

También presentó una denuncia ante la policía catalana por amenazas e injurias porqué, asegura, uno de los presentes en la plaza le propinó: «como te vuelvas a meter aquí te vamos a pegar». Los hechos habrían ocurrido cuando el alcalde mediaba entre el algarabío que se produjo en el Mercadal. 

«Me siento amenazado. No sé qué puede pasarme mañana, viendo el nivel de violencia al que hemos llegado hoy», dice Pellicer. 
Por todo ello, el alcalde de Reus hace un llamamiento a los Mossos d’Esquadra para que actúen contra «las brigadas de provocación de Ciudadanos».

En la misma línea pide a la población que «no entren en provocaciones» ante «las brigadas que intentan romper nuestra convivencia». 

Cs reivindica la acción
Des de Ciudadanos, su portavoz, Juan Carlos Sánchez, se pregunta «si es legal tener colgada la pancarta en el Ayuntamiento. Y si no lo es, ¿es ilegal sacarla?». 

El líder del partido naranja en Reus, que ayer reivindicó a través de un comunicado la acción en la capital del Baix Camp, en el marco de una campaña para retirar símbolos partidistas en espacios públicos, asegura que «hay ciudadanos en Reus que están hartos y cansados de permitir que no se cumpla la ley y nadie haga nada». Acusa Pellicer de «dejación de funciones» y de «no buscar la neutralidad». 

Ante las denuncias de Pellicer, Sánchez asegura que «los dos concejales no hemos participado en la acción», aunque admite que tenían conocimiento de ella desde el pasado jueves por la noche. 

En el comunicado emitido por la formación naranja, aseguran que la acción se produjo «sin violencia, aunque el alcalde se ha dirigido a los presentes de Ciudadanos y les ha increpado». 

La mayoría de grupos políticos del consistorio quisieron ayer posicionarse con el tema. Desde Esquerra, la portavoz Noemí Llauradó, tachó el acto de «fascista» y asegura que Ciudadanos «es el partido que rompe la convivencia en la ciudad». 

La CUP también considera «fascistas» las acciones «contra los derechos políticos y la República Catalana» de ayer. El partido independentista ha convocado para este próximo lunes una sesión pública para formar «Comitès de Solidaritat Antifeixista» en la Plaça del Teatre. 

En el PP, su portavoz en Reus, Sebastià Domènech, considera que «muy triste» lo acontecido ayer y alerta que «terminará mal». Critica que tanto Ciudadanos como los partidos independentistas «están actuando de cara a la galería» para ganar votos de cara a las elecciones municipales del próximo año. «Los dos concejales de Ciudadanos podían haber sacado ellos la pancarta. Y al alcalde le ha faltado tiempo para denunciarlos, cuando la mitad de la ciudad, que también paga sus impuestos, no está por la independencia», dice el líder popular. 

La pancarta, de nuevo colgada 
Hacia las 12.00h, y mientras en la plaza se producía la manifestación diaria organizada por el colectivo ‘Avis i Àvies per la Llibertat’, responsables del Ayuntamiento colocaron de nuevo la pancarta en el balcón del Ayuntamiento. Lo hicieron ante los aplausos de los más de 150 participantes en la manifestación de ayer. 

Des de Ciudadanos aseguraban ayer que si la pancarta se volvía a colgar «la volveremos a sacar». 
 

Sigue navegando