Reus

El servicio de oncología de Reus alertó en 2016 del riesgo de cerrar el acelerador lineal

En un informe justificaban la necesidad de mantener los tres equipos en marcha para evitar listas de espera «totalmente inaceptables». 

Los responsables del servicio de oncología del Hospital Sant Joan  redactaron un informe en 2016 contra la intención de la dirección del momento de cerrar el acelerador del antiguo hospital. 

En el informe, al que ha tenido acceso el Diari, los profesionales aseguraban que el cierre obligaría a «abrir nuevos turnos» en los dos aceleradores del nuevo hospital y que algunos pacientes «tendrían que tratarse entre las 22.00h y las 02.00h». «La incomodidad para los pacientes y la complejidad para organizar el transporte sanitario en dichas franjas lo convierte en inviable».

El mismo documento habla también de «creación de listas de espera, que en el caso de los tratamientos oncológicos son totalmente inaceptables». Incluso consideraban, los autores del informe, que se «incrementarían los paros por avería y se acortaría la vida útil» en los dos aceleradores que verían incrementada, notablemente, su actividad. 

«No es el mismo escenario»
En el documento también se recoge el malestar social que supondría el cierre del equipo e incluso el daño que causaría a la imagen del servicio de oncología. 

El doctor Jordi Borràs, aseguraba ayer al Diari que dichos planteamientos respondían a la voluntad del Hospital de cerrar permanentemente el acelerador. Asegura que la situación actual es radicalmente opuesta porque hay fecha de reapertura fijada, prevista para el 30 de setiembre. 

Sigue navegando