Reus

Padres de las escuelas públicas exigen poder elegir instituto para sus hijos

Profundo malestar entre los padres de sexto de Primaria del Cèlia Artiga con la implantación de la adscripción única 

Malestar entre los padres que tienen a sus hijos terminando la educación primaria en las escuelas públicas de Reus.

El motivo es la decisión del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de aplicar la adscripción única para  inscribirse al instituto. Esto supone que será el Ayuntamiento el encargado de elegir y designar un centro de Secundaria para cada colegio de la ciudad.

Anteriormente, los padres podían escoger entre dos institutos públicos o decantarse por otra opción a pesar de no tener la plaza garantizada.

Un grupo de padres y madres del colegio Cèlia Artiga ha sido el primero en poner el grito en el cielo con esta nueva medida. Aseguran estar «indignados» con una decisión que les impedirá poder apuntar a sus hijos al instituto que consideren oportuno.

«Queremos poder elegir libremente el instituto en el que estudiarán nuestros hijos. Tenemos todo el derecho a ello», declara Enrique Martín, uno de los padres de sexto de Primaria de la escuela Cèlia Artiga, muy molesto con la falta de información por parte de ambas administraciones. 

Por este motivo, este grupo de padres y madres han puesto en marcha una recogida de firmas en el portal web Change.org para detener la medida y alertar de los múltiples inconvenientes que conlleva el modelo de la adscripción única.

Uno de ellos, por ejemplo, sería dejar a los hijos de una misma familia estudiando en institutos distintos

Potenciar la concertada

Otro de los puntos que denuncian es la posibilidad de que exista una supuesta intención de potenciar la educación concertada y privada en detrimento de la pública.

«Siempre hemos apostado por una escuela pública des de el convencimiento que es inclusiva y beneficiosa para la educación de nuestros hijos. Pero cada vez lo ponen más difícil con actuaciones que parece que quieran acabar con la escuela pública», expone el comunicado de denuncia que han redactado. 

Fuentes municipales desmienten que se quiera beneficiar la educación concertada y dejan claro que la aplicación de la adscripción única cuenta con el apoyo de la Taula Mixta d’Ensenyament formada, entre otros, por el sector educativo de la ciudad, la Generalitat y el Ayuntamiento.

Su puesta en marcha, puntualizan las mismas fuentes, se debe al incremento de alumnado surgido a consecuencia del boom de natalidad que se produjo en el año 2006. 

De hecho, el exceso de estudiantes que ahora quieren acceder al instituto ya tuvo lugar años atrás en P3. Por aquel entonces, la problemática estuvo entre las familias que querían matricular a sus hijos por primera vez en una escuela pública.

La gran demanda derivó en una disputa para escoger ciertos centros educativos, muy demandados en comparación con otros que quedaron arrinconados

Aún así, el argumento del aumento de la natalidad no supone ninguna excusa para los padres del Cèlia Artiga. «Doce años es tiempo suficiente para estudiar el problema y buscar soluciones que no supongan vulnerar el derecho que tenemos como padres y madres a escoger el centro de nuestros hijos», relata Enrique Martín, quien también añade que «los ciudadanos siempre se llevan la peor parte».

Plazas para todos

Desde el Ayuntamiento afirman que la medida que aplicará el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de cara al curso que viene se realiza bajo un criterio de proximidad que garantiza una plaza de instituto para todos los alumnos. 

El comunicado de los padres afectados del colegio Cèlia Artiga finaliza pidiendo tanto a la Generalitat como al Ayuntamiento de Reus que rectifique cuanto antes.

«Todavía están a tiempo de demostrar que realmente apuestan por la escuela pública y que defienden los intereses de los reusenses o si en realidad no les importa en absoluto».

Sigue navegando