Tarragona

2.000 voces claman igualdad en la Plaça del Mercadal de Reus

Trabajadoras de todos los sectores han defendido sus derechos, fue relevante la presencia de dos tractores con pancartas de Unió de Pagesos.

Una única voz para reivindicar los derechos de las mujeres. Más de dos mil personas han salido esta mañana a la calle para hacerse oír en la manifestación convocada por la Plataforma del 8M del Camp de Tarragona en Reus, y que también contaba con el apoyo de otros sindicatos.

Desde la plaza Mercadal se han proclamado consignas a favor de la lucha feminista, compartidas por tres generaciones representadas por hijas, madres y abuelas.

Trabajadoras de todos los sectores han defendido sus derechos, fue relevante la presencia de dos tractores con pancartas de Unió de Pagesos.

El color lila ha servido para visualizar la desigualdad entre hombres y mujeres y cuestiones como la brecha salarial. «Que la pobreza tiene nombre de mujer no es, en ningún caso, una frase hecha».

Y para demostrar esta realidad un baño de cifras: «La brecha salarial en Catalunya hace que las mujeres cobren entre 4.800 y 7.000 euros anuales menos que los hombres». Este balance negativo también de traduce en que «más del 70% de mujeres mayores de 65 años que actualmente viven solas se encuentra por debajo del umbral de pobreza».

El manifiesto tampoco ha pasado por alto “ha llegado la hora de decir basta al hecho que hoy en día las mujeres trabajadoras están siendo asesinadas, agredidas y maltratadas».

Después de leer el manifiesto, de manera espontánea algunas asistentes han proclamado sus opiniones. «He sido maltratada psicológicamente y físicamente, y lucharé por la verdad, aunque pierda, porque el maltrato es injusto e indignante», proclamó una presente.

La valentía de sus palabras ha sido aplaudida. Igual de emocionantes fueron han sido las palabras de una joven marroquí. “Estoy aquí para cambiar la sociedad en la que han vivido mis padres.

Quiero vivir en una sociedad en la que la mujer y el hombre seamos iguales, que se valore solamente la mentalidad porque el físico no vale nada… podemos ser hombres o mujeres, pero todos somos personas”, ha sentenciado.

Unos instantes después se ha vivido el único momento tenso de la jornada. Ha sido cuando un representante de CCOO quería pronunciar su discurso, lo que ha provocado el rechazo de algunas asistentes.

La discrepancia surgió porque ha sido un hombre quien ha pronunciado el discurso. “Nos quitan nuestros espacios y no secundan la huelga, y además es un hombre quien pronuncia el discurso”, se han quejado. Una opinión que ha constrastado con la de otra asistente: “Más feminista que yo no hay nadie, pero hay que reconocer que los hombres que están aquí son valientes”.

Todo quedó en una anécdota con el estruendo de una traca que ha servido para que la manifestación inicie su recorrido por el centro de la capital del Baix Camp.

Ha sido entonces cuando la proclamación de la lucha feminista se ha hecho más fuerte. “Espero que llegue el día en que no sea necesario salir a la calle para defender nuestros derechos y que los tengamos sin más”, ha exclamado una joven, mientras otra se ha convertido en “la voz de todas aquellas mujeres que ya no la tienen”.

La manifestación ha acabado su recorrido en la plaza Mercadal donde las personas concentradas han entonado al unísono “som com la lluna que mou les marees, canviarem el mñon amb les nostres idees, som l’ona llarga del feminisme que apagará la flama del masclisme” y han proclamado de nuevo “Viva la lucha feminista”.

Sigue navegando