Tarragona

Arroces, vinos y valores

El Toful de Mar, un restaurante que ofrece más que buenas comidas y mejores vistas

El Toful de Mar celebró el pasado fin de semana su décimo aniversario. Es un restaurante emblemático situado en la playa Llarga de Tarragona. Su especialidad son los arroces y está caracterizado por sus vistas y su ambiente en temporadas de festivos y verano. Busca la mejor relación de calidad y precio.

Trabaja siempre con productos de mercado y de calidad comprobada para elaborar sus platos, propios de la cocina mediterránea. Esta dieta, conocida por ser de las más equilibradas, es la que el Toful de Mar ofrece a sus clientes, siempre intentando mantener la frescura y presencia de todos los ingredientes necesarios que la hacen tan completa. Cada año personas de diferentes puntos del país se acercan a este rincón costero de Tarragona para disfrutar de una comida con buenas vistas al mar.

Pese a estar especializado en arroces, hay una gran variedad de menús a probar. Incluso menús especiales como los adaptados a las personas con celiaquía, otros tipos de reacciones alimenticias o alergias, entre otros. Hecho que acomoda la experiencia para aquellas personas con dietas especiales, y así puedan disfrutar de la experiencia culinaria en su totalidad. “En la cocina trabajan 9 personas. Todo tiene que estar medido y cuidado”, comenta la dirección del restaurante. Como novedad de este año, ha introducido una carta de vinos autóctonos renovada, hecha con cuidado por un enólogo. En Toful de Mar, se considera el vino como el complemento ideal para cualquier comida.

''Producto, servicio e higiene. La base de nuestre negocio, nuestra prioridad absoluta''.

Otro factor que cuida mucho es la higiene. Todos los domingos se desmonta la cocina, pieza por pieza, para limpiarla a fondo y asegurar la higiene de un lugar tan propenso a la suciedad como una cocina de restaurante. Una obsesión por la limpieza que viene desde lo más alto del organigrama de este negocio, que resulta en aprobados con buena nota en las inspecciones y las pocas quejas por higiene de los comensales.

Sin embargo, la higiene no sólo es limpiar la cocina, también es cómo se hacen las comidas. “Quizá somos los que más gastamos en aceite para freír de España”, la dirección también explica cómo en las inspecciones se extrañan de la gran inversión en este producto. Pero es así como, según él, se asegura un ambiente limpio y agradable que asegure la calidad de los platos y la satisfacción de la clientela.

Este restaurante, considerado un chiringuito, posee una particularidad: llega a haber hasta 24 personas trabajando. Pocos chiringuitos tradicionales llegan a la veintena de personas en su plantilla. Por eso los responsables del restaurante saben que no todo es producto y ya está. También está la gente. Y este segundo factor es tan –o más- importante que el primero. Cómo sirves a tu cliente dictaminará tu reputación, tu marca, y por ende, tu éxito.

No todo es producto y ya está, también está la gente. Un factor tan importante como el primero.

Pero no sólo sirve a  la gente desde el punto de vista culinario, sino también humano. Y así lo demuestran sus actos solidarios, un proyecto reconocido por la UNESCO. Este 2017 fue el cuarto año que se celebran. Se trata de una velada en la que se involucran tanto clientes como proveedores para recaudar fondos para orfanatos. Un acto al cual Toful de Mar enorgullece por la participación y los valores que se representan. Un acto por el cual Toful de Mar recuerda agradecer a sus clientes, independientemente de las comidas.

Sigue navegando