Tarragona

Cortan la carretera en Tarragona para exigir el desdoblamiento de la A-7

Unas treinta personas en representación del tejido económico y de los vecinos lideran la protesta para denunciar que la situación actual perjudica a la competitividad del territorio

El 1 de septiembre hará veinte años del accidente de la N-340 en La Móra que causó cinco víctimas mortales. Es un dato que recordaba ayer el alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso, coincidiendo con la manifestación convocada por los vecinos para reivindicar la prolongación del desdoblamiento de la A-7 en dirección norte. 

En la protesta participaron alrededor de treinta personas que a las 17.20 de la tarde cortaban la antigua N-340a a la altura del Tomb del Mariner. Sujetaban la pancarta con el lema: ‘Prou accidents! Prou retencions! Desdoblament ja!’, y transcurridos los cinco minutos de margen que les había concedido Mossos d’Esquadra se ponía punto y final a la manifestación. 

Pese a que la asistencia fue reducida, los convocantes mostraron su satisfacción. Detrás está la plataforma Si a l’autovia A-7, con representantes de las asociaciones de vecinos y del tejido económico. El colectivo se organizó hace una semana y ayer protagonizaban la primera protesta. «Con el escaso tiempo que llevamos hemos recibido muchos apoyos y lo importante es que se nos escuche y que se sepa que es una reivindicación del territorio», afirmaba Marc Francesch, empresario del sector del cámping que ayer ejercía de portavoz.

Piden la «ejecución inmediata» del desdoblamiento de la N-340 a partir de La Móra en dirección norte. El tramo desde la rotonda de acceso a esta urbanización hasta la entrada de la autopista AP-7, en Torredembarra ya salió a exposición pública y está pendiente de licitarse. Sin embargo, argumentan que la ejecución de este tramo de 5,56 kilómetros no es suficiente. «Defendemos que llegue a la frontera, pero como mínimo debería hacerse el tramo de hasta Torredembara y desde allí hasta El Vendrell, que acumula una de las peores cifras de accidentalidad en Catalunya», manifestó este colectivo.

A partir de Torredembarra aún no se han hecho los estudios para la prolongación de esta vía. Pese a ello, hay algunas voces que son contrarias a la construcción de una nueva vía, más aún cuando está a punto de finalizar la concesión de la AP-7 en el año 2021. Sin embargo, la plataforma que convocaba la protesta defiende que «son cosas absolutamente diferentes, necesitamos las dos cosas ya que estamos hablando de una situación que perjudica la competitividad del territorio». 

El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 29 de noviembre de 2017 sacó a información pública el proyecto para acabar con el cuello de botella desde La Móra. Esto genera un importante embotellamiento, especialmente durante los fines de semana, cuando la carretera desde Tarragona en dirección Barcelona pasa de dos a un carril. 

El coste de esta inversión es de 58,7 millones de euros y en el presupuesto de este año salía una partida de cinco millones para iniciar las obras.

Sigue navegando