Tarragona

Culubret impulsará un nuevo proyecto comercial que doblará los trabajadores

El año que viene se iniciarán las obras de una nueva superficie vinculada al sector de la construcción

Culubret se reinventa de nuevo. Esta firma tarraconense sobrevivió a la llegada de las grandes superficies especializadas en bricolaje y material de la construcción, lanzando un nuevo proyecto empresarial pionero. Diecinueve industrias del sector de la construcción plantaban cara a esta situación e impulsaron una iniciativa conjunta. Esto les hizo más fuertes durante la crisis del ladrillo. Pero una decena de los negocios tuvieron que cerrar y algunas naves, junto a la carretera de El Pont d’Armentera, están abandonadas. 

Ahora, esta sociedad está ultimando los trámites para impulsar un nuevo proyecto, para convertir este área en una zona comercial de primer orden, que quiere pasar de los 120 trabajadores actuales a más de 300. Son datos que da a conocer Quim Culubret, uno de los impulsores de la iniciativa, quien calcula que «alrededor del 70% de los empleos serán de calidad».

Para llegar a este punto, el proceso no ha sido fácil. Se ha tenido que solicitar una modificación puntual del POUM para avanzar el desarrollo del Pla Parcial Urbanístic 62 Sector Culubret (PPU-62), que en la agenda del plan general se dejó para el tercer sexenio, es decir, de 2025 a 2030. Cuando solicitó el cambio, la empresa promotora Terbuluc SL alegó que «peligraba» la continuidad económica de los 120 empleados directa o indirectamente vinculados a este ámbito. Para ello, solicitaron poder avanzar su ejecución, para tener la posibilidad a estas empresas de «reconvertir sus actividades».

Los trámites para avanzar el calendario de este proyecto empezaron antes de 2015

El concejal de Territori, Josep Maria Milà, explica que «decidió avanzarse la tramitación, con el compromiso de que en un plazo de dos años siguiera adelante». En mayo de 2015 se daba luz verde a la modificación puntual del POUM y el pasado día 5 de julio la Junta de Govern aprobó inicialmente el plan parcial 62. Ahora, la Comissió d’Urbanisme deberá dar luz verde al documento definitivo. Tras hacerse el proyecto de urbanización y la reparcelación de los terrenos podrá procederse al inicio de las obras.

Desde el Ayuntamiento se calcula que en un año podrán empezar los trabajos. El mismo tiempo que estima la empresa, que espera poder impulsar definitivamente esta inversión.

Con una superficie de 27.380 metros cuadrados, los terrenos delimitan en su costado izquierdo con la carretera de Santes Creus, en el norte con suelo no urbanizable y en todo el costado sureste con la Vall del Llorito.

Prevé la construcción de un edificio de tres alturas con capacidad para cuarenta negocios 

Unos cuarenta negocios
Las naves que actualmente ocupan este espacio serán derruidas para empezar a urbanizar esta superficie. El uso comercial será el más destacado. Quim Culubret avanza que el proyecto incluye la construcción de un gran edificio de tres alturas. Una de las plantas tendrá capacidad para una veintena de comercios vinculados con el ámbito de la construcción, en los que se podrá comprar todo tipo de materiales y complementos. El primer piso tendrá capacidad por otros veinte negocios «multisectoriales, de proximidad y con gente autónoma que ofrecerá sus servicios». Finalmente, está previsto que en la parte de arriba se ubique un supermercado.

Junto con el uso comercial, el sector Culubret dispone de poco más de 4.000 metros cuadrados de suelo residencial, en los que podrá construirse un máximo de 140 viviendas.

Sigue navegando