Tarragona

Dos agentes heridos tras una detención en el Port Esportiu

El autor de la agresión y su hermano fueron arrestados por un delito de lesiones y atentado contra los agentes de la autoridad. Además, uno de ellos podría ser el autor de un robo en una caravana aparcada en La Savinosa

La Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo poco antes de las 4 de la madrugada del sábado en el paseo Rafael de Casanovas a dos hombres, de 23 y 34 años respectivamente y con residencia en la ciudad, como presuntos autores de los delitos de lesiones, atentado a agentes de la autoridad y desobediencia y resistencia. 

Casi dos horas antes del arresto, una llamada al 112 informaba de una agresión en la zona del Port Esportiu. La información carecía de detalles y no describía ni los hechos ni los presuntos autores.

Tres patrullas, una de ellas iba de paisano, se movilizaron para atender la emergencia. La persona agredida facilitó una descripción de los autores y una de ellas coincidía plenamente con uno de los individuos que se encontraba como espectador a la zona. Fue atendida en la misma zona de ocio.

En el momento de hablar con los agentes, el hermano del presunto agresor, mostró una actitud agresiva, hasta el punto que quiso golpear a uno de los agentes participantes en esta actuación.

Este hecho precipitó su detención, a pesar de ofrecer resistencia. Durante la actuación dos de los agentes resultaron levemente heridos y fueron atendidos en la mutua una vez finalizaron el servicio. Uno de ellos habría pedido la baja laboral, hecho no confirmado por este rotativo. El presunto agresor también ofreció resistencia a la hora de ser detenido.

La novia de uno de los detenidos grabó con un móvil lo ocurrido, pero luego se le cayó al suelo sin percatarse. El aparato fue decomisado por los agentes.

Antecedentes del más joven

El hermano más joven ya había sido reconocida el pasado 2 de septiembre por un robo con violencia perpetrado cerca de la playa de La Savinosa.

En aquella ocasión, el individuo había forzado la cerradura de una caravana y había robado diferentes objetos de su interior. Después del aviso de un ciudadano, el hombre fue localizado por los agentes en un ciclomotor, pero consiguió huir con el vehículo introduciéndose en la zona boscosa cercana.

Al atardecer de aquel mismo 2 de septiembre, el hombre fue visto nuevamente por los agentes al párking de la Savinosa sin zapatos y todo manchado de sangre a la altura de las piernas. Consiguió huir nuevamente después de tirar a los agentes los objetos que habría robado unas horas antes.

Sigue navegando