Tarragona

El Mercat de Tarragona quiere nuevos paradistas

El mercado no  pasa por su mejor momento; de 15 paradas, sólo hay abiertas 5. La última en cerrar, aunque temporalmente, ha sido la única pescadería que quedaba, por motivos de enfermedad de la dueña.

Se da la circunstancia de que la biblioteca de Torreforta se trasladará a un espacio en desuso desde hace dos décadas ubicado en el Mercat Municipal que se encuentra justo al lado. La intención es reproducir un modelo, el de mercado y biblioteca, que ya ha funcionado en otras ciudades.

No obstante, el mercado no  pasa por su mejor momento; de 15 paradas, sólo hay abiertas 5. La última en cerrar, aunque temporalmente, ha sido la única pescadería que quedaba, por motivos de enfermedad de la dueña.

No es un detalle menor, explica Marisol Bonet, presidenta de la asociación de vendedores, puesto que muchos clientes entran justo por el pescado. Una pena, asegura, puesto que el ambiente comenzaba a mejorar un poco con la venta del merchandising de Santa Tecla.

La esperanza de los comerciantes está en la reunión que tuvieron con el alcalde, en la que les prometió que se estudiaría la manera de dar facilidades a quienes quieran hacerse con las paradas vacías. Ellos, por su parte, han comenzado a tomar los datos de las personas que se interesan por las paradas.

Desde Espimsa confirman que están buscando la fórmula para hacer más atractivo el mercado municipal y mantendrán una reunión con los comerciantes la semana que viene.

Lluis Barceló, uno de los comerciantes que sigue en el mercado, explica que han dado un voto de confianza al consistorio, pero recuerda que la situación de los comercios que  siguen abiertos es muy delicada.

Sigue navegando