Tarragona

Las guarderías de Tarragona: 101 profesores y 583 niños

Los nueve centros públicos de la ciudad estarán gestionados directamente este nuevo curso por el Institut Municipal d'Educació de Tarragona (IMET)

El curso escolar 2018–2019 arranca este miércoles, 12 de septiembre, con las nueve llars d'infants municipales gestionadas, por primera vez, de forma directa por el Ayuntamiento, a través del Institut Municipal d'Educació de Tarragona (IMET).

Este curso, las guarderías de la Arrabassada y Bonavista, hasta ahora gestionadas de forma indirecta, en concreto por la Fundación Santa Tecla, se añaden a las otras siete municipales que ya tenían gestión directa: El Ninot, la Taronja, Cèsar August, Miracle, El Serrallo, San Pere i Sant Pau y Sant Salvador.

Les llars d'Infants arrancarán con 583 de las 619 plazas ocupadas, cifra que supone un 94,2 %. Estos centros disponen de una plantilla de 101 personas trabajadoras. Si se tiene en cuenta las nueve guarderías, hay una ratio de 6 alumnos por cada profesor. En total, si se tiene en cuenta el profesorado de la Escola Municipal de Música, la Escola d'Adults, conserjes, personal de administración y otros trabajadores el IMET gestiona este curso una plantilla de 220 personas, 153 de las cuales trabajadores de servicios educativos.

La Guàrdia Urbana presente en más centros

La Guardia Urbana doblará su presencia en las entradas y salidas del alumnado. Tradicionalmente, los agentes han dado servicio en 9 centros escolares que presentan un mayor riesgo para la seguridad viaria.

Partiendo de la voluntad de ampliar la cobertura a los centros escolares, este curso se prestará un servicio intermitente a otros 9 colegios. De este modo, este curso 2018-2019 se prestará de forma alterna servicio a 18 centros educativos.

Los 18 centros escolares de la ciudad con presencia de la Guardia Urbana a las entradas y salidas son: Arrabassada, Bonavista, Carmelites, Àngels, Carme, Escola Torreforta, Joan XXIII, La Salle, La Salle Torreforta, Lestonnac, Pax, Ponent, Pràctiques, Saavedra, Sagrat Cor, Dominiques, Sant Pau y Teresianes.

La planificación del curso escolar también prevé que, hasta la instalación de una pilona hidráulica a la calle Armanyà, los agentes también ofrecerán una presencia continuada en los alrededores de la escuela Pau Delclòs para evitar que la presencia de vehículos entorpezca la entrada y salida del alumnado.

Sigue navegando