Tarragona

Los influencers del Procés

Comunicación. Una investigación de la URV extrae los perfiles de Twitter con más retuits sobre la situación en Catalunya

El Procés catalán tiene sus propios líderes en las redes sociales. Los políticos dirigen el debate (léase también discusión), pero no son los únicos: hay personas de fuera de la escena política cuyas opiniones están teniendo una gran repercusión. Josep Maria Grau se acaba de doctorar en Antropología y Comunicación por la URV con una tesis sobre las redes de influencia y la construcción de opinión pública en Twitter.

Su investigación se basa en cerca de 11 millones de tuits relacionados con la agitada situación política de Catalunya: desde el anuncio de la Llei del Referèndum hasta lo sucedido el pasado 1 de octubre.

En ambos bandos, independentista y unionista, hay influencers. Un matiz: Grau considera influencers a aquellos perfiles que reciben más retuits y menciones. No valora los contenidos de sus comentarios, solo la cantidad.

El diputado de ERC Gabriel Rufián (@gabrielrufian), el exdiputado de la CUP David Fernández (@HiginiaRoig), la CUP (@cupnacional), la periodista Empar Moliner (@emparmoliner) o el fotoperiodista Jordi Borràs (@jordiborras) encabezan la listas de referentes tuiteros de los secesionistas, en la que se han colado perfiles anónimos, como Federico (@AquestFrederic), Max (@Well086) o Manuel García (@Candeliano)

«Carles Puigdemont tiene menos retuits que algún perfil anónimo, lo que demuestra que la influencia en la construcción de opinión pública puede venir de personas que no se encuentran a la esfera pública convencional», afirma Grau.

En el lado unionista destacan el periodista Antonio Maestre (@AntonioMaestre), el líder de Ciudadanos Albert Rivera (@Albert_Rivera), el perfil de su partido (@CiudadanosCs), el expresidente Mariano Rajoy (@marianorajoy), el Ministerio del Interior (@interiorgob) o el periódico El Mundo (@elmundoes).

Grau clasifica también «perfiles indeterminados», entre los que están el fundador de Wikileaks, Julian Assange (@JuliaAssange), la periodista Patricia López (@patricialopezl) o el anónimo Anacleto Panceto (@Xuxipc).

El investigador concluye que se  ha generado una reformulación de la articulación de la influencia: el mundo digital ha cambiado la influencia clásica de los medios de comunicación y de los poderes fácticos y convierte en influencers a personas que no necesariamente son públicas. «Twitter es un reflejo de lo que se cuece, amplificando un poco el ruido: si hay polarización (entre las comunidades del sí a la independencia y del no) es porque ya viene de fuera. Y es un entorno que, como tal, permite dar voz propia a personas que sería muy complicado que la tuvieran en la era preinternet» explica.

El 50% de los retuits sobre el procés se concentra en muy pocos perfiles, concretamente entre un 0,02% y un 0,163% del total. «Se configura una elite 2.0, cambiante según el acontecimiento analizado, y hay una gran cantidad de perfiles que comunicativamente no tienen ninguna influencia» apunta.

De los influencers de retuits, entre el 39% y el 61% son perfiles que pertenecen a «las esferas públicas periféricas». «Lo interesante de la investigación es el grueso sustancial de perfiles que no pertenecen a la esfera pública convencional. Hablamos de ciudadanos activistas que tienen voz propia conviviendo con medios tradicionales, periodistas, políticos, etc.», dice.

Para llevar a cabo este trabajo, Grau, que es  ingeniero electrónico e ingeniero técnico en Telecomunicaciones, desarrolló un software que filtra los tuits de cada caso y extrae los perfiles que han generado los retuits y las menciones. Diseñó códigos para clasificarlos a partir de palabras clave y etiquetas (hashtags) y, de este modo, identificó las comunidades virtuales de carácter independentista y unionista.

Sigue navegando