Tarragona

Una niña de 10 años sacó del mar el artefacto explosivo de la Platja Llarga

Era una granada de mortero, que obligó a la Guàrdia Urbana a desalojar un tramo de playa

Una niña recogió de dentro del agua de la Platja Llarga un artefacto explosivo de la Guerra Civil y lo depositó sobre la arena. Su padre se percató de ello y alertó a la Guàrdia Urbana, que procedió a desalojar unos 200 metros de la playa. Posteriormente, los artificieros de los Mossos, con la ayuda de los de la Guardia Civil, retiraron la bomba.

A las cinco de la tarde, una patrulla de playas de la Guàrdia Urbana hacía su ronda por la Platja Llarga. Cuando los dos agentes estaban a la altura de Las Salinas fueron parados por un hombre, que les enseñó lo que había encontrado su hija de unos 10 años. Era una granada de mortero, que la pequeña había encontrado dentro del mar y que había llevado hasta la arena. Los guardias realizaron un cordón de seguridad alrededor del artefacto, a la vez que solicitaban la presencia de los artificieros del TEDAX de los Mossos. 

Los artificieros retiran la granada con una lona de seguridad. FOTO: àngel juanpere

Se dio la circunstancia de que en la playa se encontraba un artificiero de la Guardia Civil que, al observar lo que sucedía, se acercó y confirmó que se trataba de un artefacto de la Guerra Civil. Ante el sol que caía, optó por llevar la granada hasta unos matorrales cercanos y ponerla a la sombra. Posteriormente, la Guàrdia Urbana desalojó unos 200 metros de la playa ante el asombro de los bañistas, que preguntaban qué pasaba.
El artificiero se cambió de ropa y estuvo inspeccionando el artefacto junto con un compañero.

Posteriormente llegaron los TEDAX de los Mossos. Entre todos, y con la ayuda de una lona amarilla, retiraron el artefacto para su destrucción en una cantera.

Fuentes policiales señalaron que se trataba de una granada de mortero, que al parecer no tenía espoleta. Estaba muy oxidada, aunque en su interior tenía unos 125 gramos de trilita. La zona no fue afectada por la guerra, por lo que se cree que alguien tiró la granada al mar.

Sigue navegando