Trending

Estrategias y actividades para estimular correctamente a niños con déficit de atención

Este problema, ninguneado por algunos padres, puede llegar a causar graves perjuicios al desarrollo de sus pequeños, pues interviene de forma directa o indirecta en la mayoría de factores de su vida diaria

A menudo viene relacionado en mayor o menor medida con la hiperactividad, existiendo además unas cuantas variantes con características propias, pero hoy vamos a centrarnos en la problemática específica asociada con el déficit de atención. Cabe mencionar, sin embargo, que ese conjunto de problemas es muy habitual entre los pequeños, más de lo que muchos creen, y que si no se atiende de manera adecuada puede prevalecer durante la adolescencia e incluso en la edad adulta, con todas las futuras molestias que esto acarreará para nuestro hijo o hija.  El mito al respecto de que desaparecen por sí solos con el paso del tiempo es falso. Existe una mayor incidencia en niños que en niñas, y se estima que cerca del 4% de adultos pueden padecer alguno de estos trastornos.

Por todo esto, es importante que, si pensamos que nuestra hija o hija los padece, acudamos a un profesional que pueda comprobarlo y orientarnos al respecto. Si estás leyendo esto, es posible que ya lo hayas hecho, pero ante la duda es algo que se debe señalar. Ahora vamos al tema que nos ocupa.

Debemos tener en cuenta que los pequeños con déficit de atención sufren dificultades a la hora de fijarse en los detalles, procesar la información sonora en su totalidad, seguir indicaciones y, evidentemente conservar la atención centrada en una tarea o actividad. Tengámoslo presente para, dentro de las circunstancias, sacar provecho de este conocimiento.

Escoge un entorno tranquilo, con las menores distracciones posibles, y favorece el uso de información visual. Sobre todo al principio o con niños muy pequeños, deberías procurar usarla siempre que sea posible. Para ello, hay muchos ejercicios que hacen uso de diversos objetos. También debes procurar que se lo pase bien, que se mantenga estimulado e interesado en la actividad, por lo que está tendrá que ser lo más dinámica y agradable posible. En relación con estas dos premisas, podrías echar un vistazo a los productos de www.pulserasfluorescentesfluor.com, que te serán muy útiles para captar su atención. Recuerda también que será preferible que haga las cosas lo mejor posible en el período de tiempo que pueda mantenerse centrado, antes que se termine frustrando o estresando porque le has obligado a intentarlo una y otra vez durante horas. Todos los niños necesitan que tengas paciencia, y los que padecen déficit de atención, lo necesitan incluso más. Eso nos lleva a un último punto importante: debes cuidar su autoestima. Los pequeños con problemas de cualquier tipo tienen facilidad para experimentar sentimientos negativos al sentirse inferiores, o simplemente diferentes, del resto. Vigila que desde una edad temprana aprenda a valorarse y a valorar a los demás. Otra vez, esto es algo vital con todos los infantes que se torna incluso más crítico en estos casos.

Una actividad muy provechosa es la de mostrarle una serie de objetos, para después guardarlos en una caja y pedirle que enumere los que recuerde. También puedes, con los mismos objetos, colocarlos en un orden determinado delante suyo, moviéndolos luego para que trate de volver a situarlos en sus posiciones originales. Otra opción más sería directamente dárselos, y pedirle que los clasifique atendiendo a los parecidos que considere que existen.

Siguiendo con la premisa de lo visual, puedes enseñarle una imagen, indicándole que memorice cuanto pueda. Más tarde, tápala y pídele que te describa los detalles que recuerda. Los rompecabezas también son un excelente recurso, ayudando a ejercitar entre otras capacidades la paciencia.

Otra actividad muy útil, aunque un poco más avanzada, ya que renuncia al componente visual, es decirle un número o palabra, señalando que haga algo divertido, como dar un salto o una palmada, cuando lo digas, y decir en voz alta una serie de números o palabras, respectivamente, dentro de los cuales introduzcas en momentos aleatorios el que tiene que recordar.

Respecto a aficiones beneficiosas, destacan el teatro sobre todo, y otras prácticas artísticas en general, así como los deportes de equipo, pues requieren que se coordine con sus compañeros, o los que conllevan seguir indicaciones, como las artes marciales. Todas estas actividades tienen la ventaja de ser estimulante, dinámicas y animarle a interactuar con otros.

Para terminar, comentemos algunos riesgos asociados al déficit de atención. Como hemos dicho, debes tener mucho cuidado con evitar que la pequeña o pequeño desarrolle emociones negativas o sentimientos de inferioridad. Tampoco es bueno generarle la idea de que es diferente de los demás niños, a menos que la desarrolle por su cuenta, en cuyo caso lo mejor es enseñarle que esto no es malo, al tiempo que señalamos aquellas cosas positivas que sí tiene en común, para así evitar interpretaciones dañinas para él o ella en un sentido u otro.

En la actualidad, los videojuegos y aparatos electrónicos abren muchas puertas para servir como herramientas muy provechosas en el correcto desarrollo de nuestros hijos, pero mal empleados sirven para todo lo contrario. Procura evitar que pase las horas muertas frente al televisor, o dedicando su interés a otras actividades que no estimulen su desarrollo mental. Existen muchos videojuegos que, estando originalmente destinados solo a la diversión,  pueden colaborar mucho en la mejora de sus capacidades, desde los reflejos hasta la concentración, si sabes buscarlos.

Sigue navegando