L'Espluga de Francolí mantiene los camiones cisterna para afrontar la sequía

El depósito municipal ya se encuentra al 50% de su capacidad

ACN

Whatsapp
Operarios traspasan agua de los camiones cisterna al depósito de l'Espluga. ACN

Operarios traspasan agua de los camiones cisterna al depósito de l'Espluga. ACN

L'Espluga de Francolí mantiene los camiones cisterna para afrontar la situación de sequía y garantizar el suministro de agua en la población. Los 3.800 habitantes de este municipio tienen que racionalizar el agua por el bajo nivel de los depósitos, que se alcanzan de los acuíferos naturales. A pesar de que la Conca de Barberà es una comarca habituada a los episodios de sequía, es la primera vez que l'Espluga recurre a tanques. Los cortes del servicio durante la noche no son suficientes y desde hace unos días los camiones suben diariamente agua de Montblanc. Hacen varios viajes en el día -diez de media-, y los 27.000 litros que tienen de capacidad permiten mover cerca de 300.000 litros diarios. Esto ha permitido recuperar el nivel del depósito principal hasta el 50% de la capacidad.

El Ayuntamiento tiene claro que el cambio climático está detrás de este estado de sequía que arrastra un municipio que, justo hace dos años atrás, sufría una tromba de agua devastadora, con seis personas desaparecidas y numerosas casas y negocios tragados por el desbordamiento del río Francolí. El pregón, que se difunde a través de altavoces, advierte de las medidas extraordinarias y las restricciones de agua, y pide a la ciudadanía que tome conciencia de la situación de sequía y haga un uso responsable del agua.

"Empezamos con los cortes de agua durante la noche, pero no había suficiente", explica el concejal de Medio Ambiente y Servicios Municipales de l'Espluga, Xavier Rosell. Es por eso que, desde hace una semana, los camiones cuba con agua potable proveen unos depósitos que presentaban unos niveles de agua preocupantes. "Quisimos implantar un plan de choque para oxigenar nuestras reservas, no podemos llegar al extremo de niveles demasiados bajos; por debajo del 10%, un depósito puede dar problemas", añade.

La mayoría de la población se alcanza del depósito de San Miquel que, con estas aportaciones de agua de los camiones cuba provenientes de Montblanc, ya se encuentra al 50% de su capacidad. Con una capacidad de 3 millones de litros es, con diferencia, el más grande del municipio. Los camiones cuba llevan el agua hasta un depósito más pequeño, a media altura, el de la Comilla, que bombeja hasta San Miquel. En cuanto al punto de extracción de agua, hay el pozo de la Biela, que es el que da el 90% de agua en el municipio.

En l'Espluga ya se habían aplicado cortes de agua y se había restringido el consumo por los niveles de mercurio. Es la primera vez,que se ve obligado a llevar agua externamente para evitar que el nivel de las reservas naturales fuera bajante. Se estima que l'Espluga se gasta 3.000 euros en el día para hacer llegar agua potable en el pueblo. El Ayuntamiento agradece el apoyo de Montblanc. Le vende el agua del Consorcio de Aigües de Tarragona (CAT) "al mismo precio que nos costaría a nosotros, no tenemos ninguna ganancia", apuntan de Montblanc.

Temas

Comentarios

Lea También