Reserva de la Tierra medita acciones legales al ver dañada su imagen por las botellas falsificadas

También acusa a las DO de proteger a "algunas bodegas"

Diari de Tarragona

Whatsapp
Material intervenido por la policía. MOSSOS D'ESQUADRA

Material intervenido por la policía. MOSSOS D'ESQUADRA

El grupo Reserva de la Tierra, bajo investigación judicial por la presunta falsificación de etiquetas de vino de las DO Priorat, Terra Alta y Montsant, acusa a su vez, en un comunicado, a las DO de "velar por los intereses económicos de algunas bodegas". Estas bodegas "utilizan algunos reglamentos como estrategias proteccionistas de sus propios intereses", según la empresa, investigada por el Juzgado número 3 de Reus por fraude, publicidad engañosa, falsedad documental y contra la propiedad industrial.

Así, lamentan que "las restricciones y objeciones establecidas por algunas denominaciones al desarrollo de la actividad económica", no se limiten a velar "por la calidad de los vinos, como es su deber". El Grupo estudia una respuesta legal por "indefensión" ante el "fuerte impacto reputacional en el grupo" por las actuaciones policiales y judiciales, de las que dicen no saber nada hasta la semana pasada.

Los días 8 y 9 de este mes, según informaron los Mossos d'Esquadra, registraron las instalaciones de Reserva de la Tierra en Les Borges del Camp (Tarragona) tras la denuncia interpuesta por los consejos reguladores de las DO Priorat, Montsant y Terra Alta. Este jueves han informado de que intervinieron 3,2 millones de Distintivos de Garantía falsos e inmovilizaron 750.000 botellas de vino, que no presentan un riesgo para la salud, pero sí de fraude al consumidor y publicidad engañosa.

Dentro de la misma operación, el juez ha ordenado a cuatro cadenas de supermercados detener la distribución y venta de vinos de diferentes marcas afectadas por el fraude.
 

Temas

Comentarios

Lea También