Vecinos y comerciantes de Montblanc, molestos por la instalación de cámaras en el casco antiguo

La medida pretende restringir el tráfico rodado en la zona y tender hacia una isla de peatones

ACN

Whatsapp
Imagen de una de las cámaras de seguridad instaladas en Montblanc. ACN

Imagen de una de las cámaras de seguridad instaladas en Montblanc. ACN

La instalación de cámaras en el núcleo antiguo de Montblanc ha levantado polvareda. Los vehículos que quieran acceder al centro histórico fuera del horario permitido serán multados con 200 euros. Vecinos y comerciantes discrepan de esta medida que pretende restringir el tráfico rodado en la zona y tender hacia una isla de peatones.

Los tenderos, pero, ven afán recaudatorio. Creen que esto asustará a la clientela y piden flexibilizar los horarios. Las tres cámaras situadas en las calles Major y Riber ya funcionan desde el lunes, pero estarán un mes de prueba y durante este periodo no se sancionará. "Sabemos que ahora hay polémica, pero intentaremos escuchar todos los criterios y creo que será un éxito, ganaremos todos", dice el alcalde Josep Andreu.

El Ayuntamiento de Montblanc acaba de poner en marcha el nuevo sistema de control de tráfico en el centro histórico, no exento de polémica. El consistorio ya se reunió hace unos días con vecinos y tenderos afectados. Estos, pero, aseguran que el Ayuntamiento ha actuadomuy deprisa y sin dar tiempo a negociar.

La presidenta de la  Unió de Botiguers i Comerciants de Montblanc, Montse Guinovart, afirma que hay un posicionamiento unánime contrario, y que así se desprende de un cuestionario hecho a los más de 80 comercios asociados y a los no asociados. También critican la mala situación de los carteles informativos y las cámaras.

Creen que hay intención de aprovechar el descuido de conductores para recaudar dinero. Una de las cámaras de la calle Major, por ejemplo, se encuentra detrás de una señal de tráfico. Y un panel informativo está pasado un portal medieval, punto donde se puede tener cierta dificultad para maniobrar y cambiar de dirección.

A pocos metros del horno de pan que regenta Guinovart hay otra cámara al lado de un balcón que también pasa bastante desapercibida. "Esta calle es la columna vertebral del pueblo, no hay alternativas para llegar y los parkings no están muy bien indicados", lamenta muy enfadada la propietaria de una tienda de aves.

Más allá de las cámaras -que sustituyen unos antiguos pivotes para impedir el paso de coches a la zona centro-, los comerciantes critican la imposición de sanciones y la vasta franja de horario limitado -de 11.00h a 23.00h. A partir de aquí, reclaman que haya más horas de libre circulación sobre todo durante el mediodía.

El Ayuntamiento busca el entendimiento

El Ayuntamiento ya ha introducido este cambio y asegura que no será el único en este tira y afloja con los afectados. "Nos adaptaremos a las peticiones que nos hagan", garantiza Andreu, que mantiene la mano extendida e insiste que el consistorio, lejos de quererles perjudicar, apuesta por el casco antiguo y su centralidad.

De momento hay unos treinta vehículos acreditados para circular por estas calles del centro y se intentarán tramitar todas las solicitudes. Andreu remarca que en Catalunya ya hay 195 municipios con este dispositivo y que "Montblanc, con su patrimonio y turismo, ya tardaba a hacerlo", ha concluido.

Fuentes policiales confirman que las cámaras hacen lectura de las matrículas para identificar aquellos vehículos que no tienen permiso para acceder al núcleo antiguo en el horario restringido, pero que también son una inversión en seguridad puesto que detectan, las 24 horas del día, automóviles robados o implicados en un delito.

Temas

Comentarios

Lea También