Más de Cat/ Es/ Món

Aprendizaje a tiempo completo y al alcance de todos, el gran reto

Aliança Educació360 trabaja por la igualdad de oportunidades

Montse Plana

Whatsapp
Más allḉá de los muros de las escuelas, los niños también aprenden. FOTO: cedida

Más allḉá de los muros de las escuelas, los niños también aprenden. FOTO: cedida

La educación transciende las paredes del aula. Y es que toda experiencia en nuestro entorno nos aporta conocimientos. Son también espacios de gran valor educativo las bibliotecas, los museos, las entidades de ocio, las federaciones deportivas... Pero no todos los niños y niñas tienen las mismas oportunidades de acceder a estos espacios de aprendizaje alternativos a la escuela, lo que acaba creando brechas y diferencias en cuestión de oportunidades.

Precisamente para promover e integrar en el modelo educativo catalán las oportunidades educativas extraescolares y comunitarias y garantizar que todos los alumnos, independientemente de su condición socioeconómica, puedan acceder a experiencias de ocio educativo, nacía tres años atrás Aliança Educació360. Un proyecto que ya suma actualmente a más de 300 instituciones, entre ayuntamientos, Consells Comarcals, Consorcis, Diputacions, centros educativos, movimientos de ocio... «Unirse a esta alianza significa crear sentido de urgencia», subraya la directora de Aliança Educació360, Fathia Benhammou. El gran reto del proyecto es mejorar la equidad educativa fuera de las aulas, visibilizar que las competencias se adquieren en varios espacios y tiempos educativos, «aprovechando la potencialidad del entorno».

A modo de ejemplo, la iniciativa americana Expanded Schools apunta que un niño de 12 años con oportunidades acumula 6.000 horas más de aprendizaje que uno que no dispone. También en un informe de Intermón Oxfam se detalla que un menor de familia con estudios universitarios tiene de media más del doble de probabilidades de participar en actividades extraescolares que un menor con padres con nivel de estudios primarios. Benhammou también subraya la importancia de la época estival, «un momento de desconexión educativa que genera grandes diferencias».

Desde Educació360 se recuerda que las extraescolares, los aprendizajes fuera del horario escolar, posibilitan descubrir vocaciones, desplegar competencias y capacidades clave para la vida, además de mejorar las relaciones y el rendimiento académico. «Las actividades educativas no formales no son complementarias a las formales, son fundamentales para el éxito educativo», se añade, y se remarca que permiten desarrollar competencias transversales como el pensamiento crítico, la creatividad, la educación emocional, el trabajo cooperativo, entre otros.

En la provincia de Tarragona hay varios proyectos enmarcados en Educació360. A modo de ejemplo, uno de ellos es Planet Reus, que tiene como objetivo agrupar la oferta educativa que ofrecen actualmente las entidades de la ciudad a los jóvenes –más allá de la escuela–, visibilizarla y ponerla a disposición de todos.

Aunque se están haciendo pasos para avanzar hacia una educación que sea más global e igualitaria, a disposición de todos los niños y jóvenes, Fathia Benhammou admite que todavía queda un largo camino por recorrer. «Es necesario que las actividades realizadas fuera de la escuela se reconozcan, que se puedan acreditar estas experiencias y aprendizajes», señala la directora de Aliança Educació360.

Un ‘pasaporte’ que acredita

Hay países en los que sí se reconocen este tipo de actividades. También hay el ejemplo del ‘Pasaporte Cultural’ del que gozan varios institutos de Zaragoza, con el que los alumnos pueden mejorar las calificaciones asistiendo a actividades extraescolares, como asistir a exposiciones de museos, participar en talleres, carreras o ir a un concierto.

Aliança Educació360 se dirige, ahora, hacia esta visibilidad y reconocimiento de estas experiencias educativas fuera de las aulas y está trabajando en el despliegue del Passaport Edunauta. Se trata de un proyecto que de momento se empezará a desplegar a modo de prueba piloto en catorce territorios de Catalunya, entre ellos, Tarragona, Amposta y Vilafranca del Penedès. 

El objetivo es ampliar las oportunidades educativas y acreditar el aprendizaje fuera de la escuela entre alumnos de 3 a 12 años, conectando toda la potencia educativa de un territorio e involucrando todo el tejido comunitario. La herramienta es una ‘pasaporte’ personalizado en el que cada niño puede reflejar todo lo que va aprendiendo. 

Además, se necesita de una red de espacios y agentes que ofrezcan actividades; un catálogo con toda la oferta disponible; una alianza con los centros educativos; y un marco de competencias que visibilice los aprendizajes de los participantes en las actividades del catálogo.

Temas

Comentarios

Lea También