Más de Cat/ Es/ Món

Argimon asegura que la quinta ola en Catalunya va a la baja y espera normalidad en breve

El conseller de Salud ha explicado que la campaña de vacunación avanza más lenta que antes porque "no hay vacunas"

EFE

Whatsapp
El conseller de Salud, Josep Maria Argimon. Foto: Agencias

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon. Foto: Agencias

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha aseverado este miércoles que la quinta ola de la pandemia ya va "a la baja" en Catalunya tras haberse disparado los contagios en las últimas semanas, y ha confiado en que se pueda regresar a la "normalidad" en breve.

Así lo ha señalado en el pleno del Parlament a preguntas del diputado de Vox Antonio Gallego, al que ha admitido que el Govern preveía un repunte de contagios a finales de junio por la mayor interacción juvenil tras el fin del curso escolar y Sant Joan, pero no la "explosión de casos" tan "elevada" que ha acabado ocurriendo.

"Pensábamos que hacia el 15 de julio tendríamos el repunte ya bajo control y nos hemos encontrado con que estas estimaciones no se han producido", ha lamentado Argimon, quien ha garantizado que la quinta ola va "a la baja".

"Ahora la situación va de bajada y esperamos que dentro de poco podamos volver a la normalidad", ha resaltado.

El conseller ha apuntado que la "afluencia y atención" en el sistema sanitario ha sido "muy importante", si bien la coyuntura "no es única y exclusiva" de Catalunya.

"(Los contagios) se han producido con una variante que es prácticamente superior al 80 % de los contagios desde hace tres semanas. La situación es similar a la del Reino Unido", ha señalado.

Por otro lado, preguntado por la diputada del PPC Eva Parera sobre la posibilidad de incorporar el sistema sanitario a la campaña de vacunación, Argimon ha replicado que el Govern hizo un llamamiento a todos aquellos profesionales que estaban en disposición de vacunar, con independencia del centro en el que trabajasen.

Además, ha explicado que la campaña de vacunación avanza más lenta que antes porque "no hay vacunas", ya que "la estratégica de vacunación es de compra centralizada en Europa, que distribuye en los diferentes países por razón de población".
"Pasamos de haber tenido 700.000 vacunas a 350.000 y, por eso, la vacunación tiene un ritmo más bajo", ha dicho antes de agregar: "Si pudiéramos, vacunaríamos más". 

Temas

Comentarios

Lea También