Más de Cat/ Es/ Món

Cae un depredador sexual en Madrid que trabajaba de profesor

De nacionalidad inglesa y 31 años, está acusado de abusar de 36 alumnas de primaria. También ejercía ocasionalmente de cuidador de niños a domicilio

J.A.G.

Whatsapp
Juicio de Juan Francisco L.O., culpable del asesinato en Vilanova i la Geltrú en junio de 2018. FOTO: ACN

Juicio de Juan Francisco L.O., culpable del asesinato en Vilanova i la Geltrú en junio de 2018. FOTO: ACN

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un peligroso depredador sexual infantil que presuntamente utilizaba su condición de docente en un centro de la capital para abusar de los menores. Han sido identificadas 36 víctimas, todas ellas de edades comprendidas entre los cuatro y los ocho años. El arrestado, de nacionalidad inglesa, también ejercía ocasionalmente de cuidador de niños a domicilio, y utilizaba foros ocultos de temática pedófila en la red TOR para difundir el material que él mismo generaba y obtener otras imágenes generadas por terceros. La prensa inglesa ha contado que el depredador también trabajó en Zaragoza como cuidador de una familia con tres niños pequeños.

Aunque la detención ha trascendido ahora, el arrestado, Ben David, de 31 años, está –según el TSJ de Madrid– en prisión provisional desde el 25 de junio del pasado año por tenencia y distribución de material pornográfico de menores, una prisión que ha sido confirmada en dos ocasiones por la Audiencia Provincial de Madrid.

Las investigaciones policiales comenzaron a principios del año 2020 gracias a la cooperación y coordinación entre especialistas dedicados a la lucha contra la explotación sexual de menores en internet y a la identificación de víctimas. En este caso fue el Servicio de Policía de Queensland, en Australia, quien detectó la comisión de un delito de distribución de material relativo a la explotación sexual de menores en foros de temática exclusivamente pedófila de la red TOR, y cuyo autor, con una alta probabilidad, podría localizarse en España.

Tras la recepción del material, compuesto por multitud de fotografías y vídeos que mostraban a diferentes menores víctimas, se inició una ardua tarea por parte de la Policía Nacional para lograr la identificación de los lugares donde se pudo haber generado todo el material. El avance de la investigación permitió esbozar uno de los escenarios donde se pudo haber grabado gran parte del material pedófilo, planteándose la hipótesis de que pudiera tratarse de un centro educativo de carácter privado ubicado en Madrid, ya que las víctimas parecían ser alumnas de primaria de un colegio. Una vez determinado el centro, los agentes analizaron todo el personal que allí trabajaba.

La suposición de que el autor fuera un docente era lo más probable debido a la enorme cantidad de material producido utilizando diferentes menores. Este volumen de víctimas únicamente se podría explicar si el autor tuviera esta condición, la cual, sin lugar a dudas, era aprovechada para acceder a los niños. Finalmente, los policías lograron individualizar en un profesor de nacionalidad inglesa, el cual había cambiado su filiación tal y como se sospechaba, y al que le constaban antecedentes en Reino Unido por hechos de idéntica naturaleza a los investigados. Había sido condenado en su país de origen a dos años de prisión por posesión de imágenes de explotación sexual infantil, además de una sanción económica como indemnización por daños y perjuicios.

Temas

Comentarios

Lea También