Catalunya quiere un nuevo toque de queda

También apuesta por cerrar el ocio nocturno, limitaciones en las reuniones y reducción de aforos

ACN

Whatsapp
El conseller de Salut, Josep Maria Argimon, en una imagen de archivo. FOTO: ACN

El conseller de Salut, Josep Maria Argimon, en una imagen de archivo. FOTO: ACN

El Gobierno de la Generalitat de Catalunya quiere volver a las restricciones duras para luchar contra la covid-19. Propone volver a cerrar el ocio nocturno, establecer el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada, limitar los encuentros a un máximo de 10 personas a interior y exterior y limitar el aforo al 50% en restaurantes y al 70% en gimnasios, cultura y comercio.

Después de la reunión de la comisión delegada de la covid, la portavoz, Patrícia Plaja, ha anunciado estas intenciones, y el conseller de Salut, Josep Maria Argimon, ha dicho que las medidas se aplican porque en la última semana se han doblado los positivos y "es necesario parar" como sea esta progresión.

La madrugada del jueves al viernes

Si el TSJC las aprueba las medidas, estas entrarán en vigor la madrugada de jueves a viernes y durarán, en principio, quince días.

Tanto Plaja como Argimon han repetido el mensaje de la necesidad de reducir la interacción y la movilidad porque son las maneras como se transmite el virus. El conseller de Salut ha admitido que puede haber la sensación de que "esto no se acaba nunca", pero ha afirmado que "acabará" y ha hecho un llamamiento a "pasar el invierno".

En todo caso, ha subrayado que las medidas son necesarias para evitar el colapso del sistema sanitario. "Sabemos que la variante ómicron es más contagiosa y que será la dominante pronto. Todavía no sabemos si es más agresiva, a pesar de que parece que no. Pero también es cierto que si transmite mucho".

Argimon también ha admitido que para los sectores afectados es un momento "muy complicado", porque después de dos meses de cierta "normalidad" para el sector, ahora es de "dar un paso atrás". Pero ha reiterado que es "absolutamente necesario". En este sentido ha asegurado que desde la semana pasada las infecciones se han duplicado. A la vez, ha admitido que pueden estar pensando "con rabia" que no se les ha avisado, pero ha subrayado que el virus tampoco les ha avisado a ellos.

El Gobierno llevará las medidas a la reunión de presidentes autonómicos convocada por el jefe del ejecutivo estatal, Pedro Sánchez para este miércoles. En este sentido Argimon ha subrayado la importancia de adoptar medidas "coordinadas" para que la población se conciencie que hay que seguirlas.

Por otro lado, el conseller de Salut ha descartado que se apliquen nuevas medidas restrictivas en las residencias porque "no se puede morir de pena", y ha recordado que en estas equipaciones, la vacunación ha generado un paradigma completamente diferente al del principio de la pandemia.

Temas

Comentarios

Lea También