El 50% de los adultos diabéticos pueden quedarse ciegos

Hemorragias en el ojo o desprendimiento de retina pueden aparecer

EFE

Whatsapp
Un control de glucosa. EFE

Un control de glucosa. EFE

El 50 % de los diabéticos entre 40 y 59 años sufre retinopatía diabética (RD), que puede provocar la pérdida brusca y total de la visión, según ha señalado este jueves el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO). La retinopatía, que padecen hasta el 70 % de diabéticos de 60 a 79 años, causa un crecimiento anormal de vasos sanguíneos en la retina, que provocan hemorragias en el interior del ojo o desprendimiento de la retina.

Según el cirujano y oftalmólogo especializado en enfermedades de la retina Carlos Mateo, "uno de los principales problemas es que, en muchos casos, aunque la retinopatía diabética esté muy avanzada, el paciente no presenta dolor ni una afectación visual evidente, y puede perder toda la visión del ojo de golpe".

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes el próximo 14 de noviembre, el IMO ha advertido de la necesidad del control adecuado por parte de un oftalmólogo para evitar esta afección.  "La diabetes causa daños en los vasos sanguíneos de la retina y, sin el debido control por parte del especialista, avanza hasta su estado más severo, la RD proliferativa, y por eso insistimos en la importancia de la prevención a través de revisiones y del control metabólico de la enfermedad", ha explicado Mateo.

Aunque ha asegurado que los pacientes con diabetes suelen tener un buen control de la enfermedad, aún existen algunos casos que desarrollan los tipos más graves de RD si no siguen las pautas de los especialistas en endocrinología.

Los casos menos graves

Para los casos menos graves existen técnicas menos invasivas, como las inyecciones de fármacos en el interior del ojo o el láser, por lo que es imprescindible evitar que la enfermedad llegue a la fase proliferativa para no tener que operar y aumenten las posibilidades de la recuperación total o parcial de la vista. "Cada caso debe ser valorado por un oftalmólogo experto en retina que pueda ofrecer una solución a medida, con el objetivo de ayudar al paciente a recuperar el máximo de visión y prevenir que las complicaciones visuales de la diabetes vuelvan a aparecer", ha señalado.

El IMO ha difundido tres puntos claves para mantener la diabetes bajo control, que incluyen revisiones periódicas con el endocrino, visitas al oftalmólogo al menos una vez al año y una actitud activa del paciente, que debe seguir las indicaciones de los médicos.  Los diabéticos de tipo 1, que suelen ser más jóvenes, deben acudir al oftalmólogo 8 años después del diagnóstico y los de tipo 2 cuando son diagnosticados.

Temas

Comentarios

Lea También