Más de Cat/ Es/ Món

El IVA de la luz bajará del 21% al 10% este jueves

La rebaja estará en vigor hasta finales de año para hogares vulnerables y se suma a la suspensión del tributo a la generación, con un ahorro cercano al 13%

JOSÉ M. CAMARERO/EFE

Whatsapp
La medida afecta tanto a los usuarios de PVPC (tarifa regulada) como a los que contratan su suministro en el mercado libre.FOTO: GETTY IMAGES

La medida afecta tanto a los usuarios de PVPC (tarifa regulada) como a los que contratan su suministro en el mercado libre.FOTO: GETTY IMAGES

El Gobierno ha decidido finalmente reducir los grandes impuestos de la factura de la luz. A tenor de cómo están evolucionando los precios de la electricidad, en máximos históricos este mes de junio, el Ejecutivo ha asimiliado que es la rebaja de tributos la única medida con efectos inmediatos en el recibo de los consumidores. Por eso ha aprobado una rebaja del IVA de la factura, que bajará del 21% actual (el tipo general) al 10% (el reducido), según confirmaron ayer lunes fuentes de La Moncloa.

Esta reducción del principal tributo que soporta la factura eléctrica sería temporal, al menos durante el largo periodo en el que se avecinan precios elevados del mercado eléctrico (el denominado ‘pool’), con referencias altas para lo que resta de año, y solo una cierta relajación en 2022.

El decreto que aprobará el jueves el Consejo de Ministros establece que la rebaja del IVA se aplicará para todos los consumidores con potencia contratada hasta 10 kilovatios (lo habitual suelen ser 4 o 5kw), siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad (el denominado ‘pool’, donde las eléctricas negocian diariamente el precio de la luz que venden al usuario) esté por encima de los 45 euros por megavatio/hora (Mwh).

La media del ‘pool’ en junio supera ampliamente los 80 euros/Mwh. Y el mercado de futuros anticipa que seguirá por encima de esa referencia al menos durante el verano, aunque con altibajos.

En el caso de los hogares vulnerables, esta rebaja del IVA se mantendrá en vigor hasta finales de año, independientemente de cómo se comporten los precios de la luz en el segundo semestre de 2021.

La reducción de impuestos va un paso más allá, al suspenderse también el de generación. Se trata del gravamen que se aplica sobre el valor de la producción de energía eléctrica (con un tipo del 7%) durante el tercer trimestre de este año. Es el tributo que pagan las compañías que generan electricidad y que, de forma indirecta, impacta en el coste final de la luz que abona el usuario.

Esta medida ya fue adoptada tras el verano de 2018, cuando los costes eléctricos repuntaron, durante un periodo de seis meses. El ahorro estimado por el Ejecutivo fue del 4% en el conjunto de la factura.

Cuando se aprueben ambas medidas impositivas, el impacto sobre el recibo será relevante. Con el IVA al 10% y sin el impuesto de generación, el ahorro para una factura media de 60 euros puede alcanzar los 8 euros. Se trata de una caída de hasta el 13% que aliviará el bolsillo de los usuarios en plena escalada de la luz.

La medida afecta tanto a los usuarios de PVPC (tarifa regulada) como a los que contratan su suministro en el mercado libre.

Impacto recaudatorio

Fue la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien abrió la puerta para proceder a la suspensión de varios impuestos, siguiendo la estrategia que realizó el Ejecutivo tras el verano de 2018. Tras Ribera se pronunciaron otros ministros e incluso el propio Pedro Sánchez, pero sin aclarar cuál sería el dictamen final. Sí lo hicieron dos ministros de Unidas Podemos, como Alberto Garzón o Ione Belarra, apostando por la rebaja del IVA. El coste de rebajar el IVA supondría un impacto presupuestario estimado en algo más de 3.000 millones. En la actualidad, Hacienda ingresa unos 6.500 millones con el IVA al 21%. En el caso del gravamen de generación, el impacto para las arcas públicas fue de 1.000 millones para seis meses hace tres años. Sin embargo, al mismo tiempo, Hacienda va ingresar este año unos 2.500 millones gracias a las subastas de CO2, 1.500 millones más que en 2020.

Los precios del gas (utilizado en la generacion de gas con ciclos combinados) en los mercados internacionales, pero especialmente los de los derechos de emisión de CO2, son los que están impulsando al alza a los precios en el mercado eléctrico mayorista, que ha coincidido con un cambio del sistema de tarifas.

Temas

Comentarios

Lea También