Más de Cat/ Es/ Món

El dolor crónico empeora en el 70% de los pacientes durante la pandemia

Factores como la inseguridad laboral, la preocupación por el futuro y el miedo de contagiarse pueden influir negativamente y agravar estas dolencias

ACN

Whatsapp
FOTO: UOC

FOTO: UOC

El 70% de las personas con dolor crónico han visto empeorar la intensidad de su dolor, la frecuencia de los episodios y la interferencia del dolor en las actividades de su vida diaria durante la pandemia. Así lo revela un estudio hecho por un grupo de investigación de la UOC, en el que han participado 502 pacientes. Los resultados muestran que la inseguridad laboral, las preocupaciones respecto al futuro, el número de personas cohabitando en el mismo hogar, el hecho de tener a alguien próximo que ha muerto por covid-19 o el miedo a infectarse pueden estar relacionados con un empeoramiento del dolor.

Según el estudio, la pandemia ha cambiado también la manera como los pacientes gestionan su dolor, y más de la mitad (54,5%) han modificado la manera de afrontarlo. "El estudio ha demostrado que, desde el inicio del estado de alarma, más de la mitad de los pacientes ha utilizado el descanso para hacer frente al dolor, y un porcentaje similar ha aumentado el consumo de medicación. Ambas cosas podrían ser contraproducentes", explica Rubén Nieto, profesor e investigador del grupo eHealth Lab de la UOC. Con todo, la pandemia también ha incorporado una nueva manera de combatir el dolor que es positiva: el 48,2% han incluido los estiramientos como nueva herramienta.

El estudio también apunta que la pandemia ha propiciado nuevos desencadenantes del dolor. Si antes el estrés y los cambios de tiempo eran los más frecuentes, durante el confinamiento un número elevado de participantes han citado la preocupación por el futuro, los problemas de sueño, la inseguridad, los pensamientos negativos, la tristeza, la soledad, el sedentarismo y el miedo a contagiarse como desencadenantes.

En la investigación ha participado 502 pacientes, un 88% de los cuales eran mujeres de entre 30 y 50 años con dolor crónico de larga duración –una media de siete años-. La mayoría de los participantes (87,6%) tenía dolor en más de un punto, mayoritariamente el abdomen, las lumbares y el cuello.

Temas

Comentarios

Lea También