La Guardia Civil investiga quién es el ‘Equipo A’ de La Palma

Los rescatadores de los seis perros atrapados por las coladas de lava del volcán violaron la prohibición de entrada en la zona de exclusión

COLPISA

Whatsapp
Vecinos de Fuencaliente salen de la zona restringida tras recoger pertenecías de sus casas. FOTO: EFE

Vecinos de Fuencaliente salen de la zona restringida tras recoger pertenecías de sus casas. FOTO: EFE

La Guardia Civil de La Palma ha abierto diligencias para tratar de determinar la identidad de las personas que entre el domingo y el martes pasados rescataron a los seis perros atrapados desde hace días por las coladas de lava lanzadas por el volcán junto a unas balsas en el barrio de Todoque.

La investigación policial se ha abierto por la posible comisión de un delito de desobediencia, ya que los rescatadores, que se denominan a sí mismos como el ‘Equipo A’ -en un guiño a la famosa serie televisiva-, para poder llegar hasta el lugar donde el magma acorralaba a los perros tuvieron que entrar de forma ilegal, muy posiblemente por la noche, en la zona de exclusión decretada por las autoridades, el terreno que coincide con la zona donde se considera que hay riesgo vital. Esta violación de la zona de seguridad, con riesgo para sus vidas, es la que hizo que uno de los responsables del dispositivo de emergencia contra la erupción calificase este episodio el pasado jueves como un comportamiento «deleznable».

Con cámaras térmicas

Los indicios hallados hasta el momento apuntan a que uno o más hombres, quizá en más de una incursión nocturna, cruzaron a pie los centenares de metros de colada que hay entre la zona segura y el refugio de los perros. Posiblemente utilizaron cámaras térmicas para determinar dónde la colada estaba más fría, para poder pisar con cierta seguridad en su trayecto.

El director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, indicó que se hizo «todo lo que se tenía que hacer» en relación con los perros cercados por la lava en La Palma, esto es, mantenerlos con vida al procurarles alimento y bebida y autorizar su rescate por dron. A partir de ahí, señaló Morcuende, «ya no sabemos nada más», ni del supuesto rescate por tierra ni de los supuestos autores del mismo, que colocaron una pancarta en la que decían que los perros estaban bien y se identificaban como el ‘Equipo A’.

Sin movimientos

Mientras, la devastación desencadenada por la erupción del volcán Cumbre Vieja vivió ayer prácticamente una jornada en blanco. Las amenazas para el patrimonio, los inmuebles y las infraestructuras de la zona seguían intactas, pero prácticamente en el mismo punto que el jueves, cuando el incremento del riesgo vital obligó a evacuar a varios centenares más de vecinos.

No hubo movimientos en las coladas. La denominada número 8, resultante de la unión de otras dos, continuaba amenazante, pero parada, en la entrada del barrio de La Laguna. Tras engullir una gasolinera, una farmacia, un supermercado y la asociación en vecinos se frenó en el edificio del colegio. No obstante, el riesgo podría activarse en cualquier momento, porque la cabeza cada vez acumula más volumen de lava. Ahora la incógnita es si arrasará el resto del barrio o virará hacia una zona no urbana. La colada 7, la que podría formar un segundo delta de lava tras caer mar, sigue atascada y a unos 120 metros de poder saltar sobre el Atlántico.

Temas

  • La Palma
  • perros
  • volcán
  • cumbre vieja
  • erupción
  • Sucesos

Comentarios

Lea También