Más de Cat/ Es/ Món

Cat/ Es/ Món Turismo

La hostelería prevé una recaída en julio debido a la quinta ola

El sector alcanzó el pasado junio el 90% de la actividad que tuvo en 2019, antes de la Covid

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
Un grupo de turistas toma el sol en la terraza junto a la piscina de un hotel de Salou. FOTO: ALBA MARINÉ

Un grupo de turistas toma el sol en la terraza junto a la piscina de un hotel de Salou. FOTO: ALBA MARINÉ

La hostelería no termina de ver la luz al final del túnel en que se está convirtiendo esta pandemia. Después de 16 meses de crisis sanitaria, todo parecía indicar que este verano iba a ser mucho mejor que el pasado, ya con la campaña de vacunación muy avanzada y con la apertura al turismo internacional. Y así ha sido en junio, que se ha convertido en el mejor mes para el sector desde marzo de 2020, pero todo hace prever que la quinta ola tendrá dañinas consecuencias que se notarán ya en julio, tal y como ha señalado la Federación Española de Empresas de Distribución a Hostelería y Restauración (Fedishoreca) en su estudio mensual de junio sobre ventas y establecimientos abiertos.

De hecho, el pasado mes la hostelería llegó a alcanzar el 90% de su actividad respecto al mismo mes en 2019, el mejor año a nivel turístico. Supone esto que apenas perdieron un 10% de su facturación, frente a las pérdidas del 40% que registraron en junio de 2020. Se trata de un «resultado satisfactorio antes de las nuevas restricciones de la quinta ola, teniendo en cuenta que el mejor mes en 2020 fue agosto, con una pérdida del 15% de la actividad, señalan desde la patronal.

Sin embargo, Fedishoreca prevé recaídas en la actividad para este mes de julio, debido a que la quinta ola está provocando que las comunidades autónomas decreten cada vez más restricciones a la hostelería, como cierres tempranos o mesas con menos comensales, así como el temor a que el turismo internacional no repunte.

Pese a la mejoría de junio, cabe destacar que todavía uno de cada diez establecimientos de hostelería en España permanecen cerrados, lo que supone en torno a 35.000 locales. Incluso en zonas con más impacto del turismo extranjeros, como Baleares, el porcentaje de hostelería cerrada llega hasta el 20%.

La situación varía entre comunidades autónomas, sus provincias y sus diferentes zonas. Destacan en positivo Valencia, Andalucía y Murcia, que en junio recuperaron el mismo nivel de actividad de 2019. En cambio, Catalunya, Madrid y el País Vasco caen por encima del 10% y sufren especialmente Baleares, que pierde el 39%, y Navarra, el 25%.

En cuanto a las cifras acumuladas del año, la caída de la actividad a nivel nacional es del 33% en junio de 2021 respecto al 2019. Analizándolo por comunidades, obtienen los mejores resultados Madrid, Andalucía y Aragón, con una pérdida acumulada en torno al 25%. Las más perjudicadas, en este caso, son Baleares, con una caída acumulada del 56%, y Valencia y Catalunya que pierden más del 35% en el acumulado.

Catalunya alcanzó el pasado mes de junio un total de 2.156.308 pernoctaciones, por las 294.695 registradas en el mismo mes de 2020, y recibió a 992.846 turistas, mientras que en junio lde 2020 los visitantes fueron 156.464. El pasado mes de junio, del total de viajeros en Catalunya, 690.203 fueron turistas del resto de España.

Temas

Comentarios

Lea También