Más de Cat/ Es/ Món

La respuesta a la diversidad y a todas las necesidades

La educación inclusiva busca atender a todos los alumnos a partir de sus particularidades

Gloria Aznar

Whatsapp
La educación inclusiva atiende a los estudiantes más vulnerables por distintos motivos. FOTO: getty images

La educación inclusiva atiende a los estudiantes más vulnerables por distintos motivos. FOTO: getty images

Los seres humanos no son iguales. Los alumnos tampoco. En su diversidad, cada uno tiene sus particularidades, sus ritmos, carencias y excepcionalidades. Por este motivo y para atender de la manera más personalizada a los estudiantes más vulnerables, se creó la educación inclusiva, que se conoce por sus siglas: IFE, SIEI, AIS... Sin embargo, ¿qué significa cada cosa?

Cada uno de los proyectos tiene su cometido. Así, el SIEI atiende a alumnos con necesidades derivadas de limitaciones muy significativas, tanto en el funcionamiento intelectual como en la conducta adaptativa. De este modo, incluye a personas que a lo largo de toda la escolarización necesitan medidas y apoyos intensivos para poder relacionarse, participar y aprender. La atención de los alumnos que reciben este apoyo es responsabilidad de todo el equipo docente y, en concreto, del tutor del grupo de referencia. En este sentido, el estudiante sigue las clases en su grupo normal diario y es este el espacio que deberá adaptarse a sus necesidades. Y aquí radica el cambio que se ha llevado a cabo en los últimos tiempos. 

El SIEI es lo que antes se conocía como la Unitat de Suport a l’Educació Especial (USEE), con la particularidad de que ha cambiado la forma de operar. «Es un apoyo intensivo, aunque con otro concepto de aula. Es decir, antes era el alumno el que se desplazaba a otra clase y ahora es el profesorado quien, en función del estudiante que lo necesita, va al aula para acompañar, dentro del grupo ordinario, de referencia. Este es el gran cambio», explica Jean Marc Segarra, director de los Serveis Territorials d’Educació en Tarragona. «El docente adapta el material mientras el alumno está en clase, con los demás. Es el gran concepto de diferencia».

También postobligatorios

Mientras, el Aula Integral de Suport (AIS), se caracteriza porque tiene como objetivo proporcionar, de forma temporal, una atención integral e intensiva. Son programas asociados a trastornos mentales graves, pero que una vez se consigue el bienestar personal, los estudiantes vuelven a los contextos escolares ordinarios. Las AIS se organizan por grupos de entre 4 y 6 alumnos, con un máximo de 16. Y la organización contempla diferentes modalidades de acuerdo con las características educativas y clínicas de los alumnos. 

Asimismo, los Itineraris Formatius Específics (IFE) son estudios postobligatorios de carácter profesionalizador dirigidos a alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad intelectual leve o moderada. «Los IFES tienen una duración de cuatro cursos. Por ejemplo, ahora pondremos en marcha uno en el Vendrell de mantenimiento de instalaciones deportivas», revela Segarra. Asimismo, otro está establecido en Cubelles, cercano a Cunit, como auxiliares en cuidado de animales y espacios verdes. Son programas dirigidos a alumnos de entre 16 y 20 años y una de las finalidades es incrementar la autonomía personal y que consigan las competencias profesionales necesarias para la transición a la vida adulta. También que, mediante el trabajo, lleguen a la plena inclusión social. 

Pueden cursarlos los alumnos que no hayan obtenido el título de graduado en ESO y, de manera excepcional, los que sí que lo hayan obtenido pero no estén en disposición de seguir los itinerarios de formación profesional ordinaria. 

El lugar donde se instalan se escoge en función del análisis de planificación conjunto entre Educació y Serveis Territorials, con los equipos de asesoramiento y orientación psicopedagógica (EAP). «Se detectan las zonas en las que hay más SIEIS, por ejemplo. El objetivo es buscarles una salida cuando llegan a los 14 o 15 años, que es el momento en que terminan la ESO. A partir de aquí lo reequilibramos territorialmente. Pero siempre está planificado con una mirada global de todo el Camp de Tarragona», manifiesta Segarra.

Temas

Comentarios

Lea También