Las denuncias por violencia sexual aumentan un 138% en los últimos 30 años

El estudio, que se ha presentado este martes en la UCM, destaca, además, que de las más de 13.700 denuncias que se registraron hace tres años, el 80% corresponden a delitos graves

EFE

Whatsapp
Se estima que de cada 100 agresiones sexuales solo se denuncian 12, el resto restan silenciadas

Se estima que de cada 100 agresiones sexuales solo se denuncian 12, el resto restan silenciadas", señalan los investigadores. FOTO: EFE

La violencia sexual es un delito que no ha dejado de aumentar desde que se dispone de estadísticas oficiales en España, puesto que se ha pasado de las 5.770 denuncias del 1989 a las 13.782 el 2018, un 138,8 por ciento más, según han advertido los expertos (docentes e investigadores) de SEXVIOL, un proyecto que engloba cuatro universidades públicas españolas (UCM, Universidad de Jaén, UC3M y Universitat de València). 

El estudio, que se ha presentado este martes en la UCM, destaca, además, que de las más de 13.700 denuncias que se registraron hace tres años, el 80% corresponden a delitos graves, como la agresión y el abuso sexual. 

Para elaborar sus análisis, SEXVIOL se basa en las fuentes del Ministerio del Interior y, en este caso concreto, el 'Informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual en España 2019'. 

A través del estudio de este documento, y de otros datos del European Sourcebook on Crime and Criminal Justice Statistics, los expertos también destacan que, a pesar de este aumento en las cifras de denuncias, "la propensión" a poner en conocimiento las autoridades de estos hechos "es muy baja". "Se estima que de cada 100 agresiones sexuales solo se denuncian 12, el resto restan silenciadas", señalan los investigadores.

Desmentir mitos sobre los agresores 

SEXVIOL ha pretendido con este informe "desmentir el mito" construido "sin cimiento" alrededor de las agresiones que, según indican los expertos, "identifica el asalto de un agresor desconocido, con un perfil patológico, que ataca violentamente por la noche, en un lugar aislado y por sorpresa". Del mismo modo, se cree que "la víctima se defiende tenazmente y, en consecuencia, la agresión causa heridas, traumatismos o muerte". 

Sin embargo, según SEXVIOL, los datos determinan que "en más del 80% de las agresiones sexuales previamente había algún tipo de vínculo entre la víctima y victimari" y que "en el 17,4% el vínculo era íntimo", como una pareja o expareja. 

De hecho, apunta el informe, los agresores desconocidos para la víctima representan un 19,1% de las agresiones sexuales. Del mismo modo, rechazan que los agresores respondan de manera habitual a "un patrón antisocial o patológico": Un 70,2% de los victimarios no contaban con antecedentes penales de ningún tipo y solo un 1,7% de los procesados tenían antecedentes por agresión sexual. 

En este sentido, también destacan que las viviendas son el lugar donde se cometen la mayoría de agresiones sexuales (60,1%), seguidas del espacio público (20,2%). Además, en cuanto a la violencia, SEXVIOL destaca que el uso de armas "únicamente aparece en un 13,5% de los casos de agresión sexual juzgados", mientras que "en el 90% de las agresiones no se utiliza violencia extrema".

"Violencia sexual es violencia de género" 

El informe pretende, del mismo modo, eliminar "el mito de las 'mandadas'". En este sentido, los investigadores han explicado que las agresiones sexuales en grupo representan el 2,8% del total de las sentencias que se han analizado y, según señala, de las 244 con victimario múltiple, dictadas en España entre el 2005 y 2020, en un 63,5% el grupo era un dúo y en un 21,3% un trío. 

Entre las conclusiones que los expertos quieren destacar de este trabajo también está el mensaje de que "la violencia sexual es violencia de género" como, a su parecer, demuestra que el 95,5% de las víctimas sean mujeres y el 99,4% de los agresores, hombres.

Respeto a las víctimas 

Finalmente, SEXVIOL ha hecho un llamamiento a la sociedad sobre el trato a las víctimas de esta violencia. Según han explicado, estas personas "no necesitan" la "piedad" de nadie, sino "respeto".

 "Solo podremos restituir su dignidad si contribuimos a sensibilizar, concienciar, producir conocimiento científico contrastado, si conseguimos iluminar las sombras de estos mitos, si trabajamos para disponer de recursos que persigan el delito", ha señalado, antes de valorar que hay bastante "servicios de acompañamiento, asesoría jurídica y atención especializada" para las víctimas.

Temas

Comentarios

Lea También