Más de Cat/ Es/ Món

Las elecciones en Catalunya serán el 30 de mayo

El Govern aprueba aplazar los comicios previstos inicialmente para el 14 de febrero por la Covid con la única oposición del PSC

ACN

Whatsapp
Imagen del Consell Executiu que ha aprobado aplazar las elecciones hasta el mes de mayo. Foto: ACN

Imagen del Consell Executiu que ha aprobado aplazar las elecciones hasta el mes de mayo. Foto: ACN

El Govern ha firmado este viernes por la tarde el decreto de aplazamiento de las elecciones, en la que deja sin efecto la convocatoria del 14-F. Lo ha hecho en una reunión del Consell Executiu extraordinario que se ha celebrado tras la mesa de partidos donde el Govern ha planteado retrasar los comicios hasta el 30 de mayo. De esta forma, en una declaración institucional, el vicepresidente del Govern en funciones y la consellera de Presidència, Pere Aragonès y Meritxell Budó, han anunciado que los comicios se celebrarán el 30 de mayo -se convocarán más adelante- y han justificado la decisión "para que nadie tenga que renunciar a su derecho a voto ". El ejecutivo deberá hacer otras modificaciones, como la del censo electoral.

Por un lado, el decreto deja sin efecto la celebración de las elecciones convocadas para el 14 de febrero. Por otro, concreta que los comicios se convocarán para que tengan lugar el día 30 de mayo de 2021, "previo análisis de las circunstancias epidemiológicas" y previa deliberación del Govern. El vicepresidente del Govern en funciones firmará un nuevo decreto con la nueva convocatoria.

Tras alertar que las próximas semanas serán "muy difíciles" a nivel sanitario, Aragonès ha argumentado que el traslado al 30 de mayo debe servir para que las elecciones no coincidan con el pico de la tercera ola: "Que nadie tenga que renunciar al derecho a voto por miedo a contagiarse. Queremos salvar vidas y queremos preservar el derecho al voto de todos ".

También ha asegurado que el Govern lo tenía "todo listo" para que las elecciones se pudieran hacer el 14-F, pero que "la actual evolución" hacía que votar como estaba previsto fuera "un riesgo inasumible a nivel sanitario y un perjuicio para la participación que debe legitimar el proceso democrático ". Prevé que la nueva fecha en el calendario contará "con un clima menos propicio para la pandemia y con una parte de la población ya vacunada".

El vicepresidente ha admitido que la decisión ha sido "muy meditada y muy razonada". En la mesa de partidos, reunida este viernes al mediodía, la propuesta ha contado con un consenso "mayoritario", a excepción del PSC, que apostaba por aplazarlas sólo un mes y celebrarlas el 14 o el 21 de marzo. Aragonès ha agradecido la "predisposición" de los grupos para colaborar con el ejecutivo y los ha instado a no contribuir a "confundir más a la ciudadanía por puro cálculo electoral". "Seamos responsables y estemos a la altura de las dificultades del momento", ha añadido Aragonès, que también les ha emplazado a no "distraerse" en nada y estar centrados "exclusivamente en la evolución de la pandemia".

Por su parte, Budó ha recordado que la posibilidad de tener que aplazar las elecciones ya estaba prevista en el decreto de convocatoria del 14-F. Y ha añadido que ahora "se ve apoyada por la opinión de buena parte de los expertos, el informe del Síndic de Greuges y la mesa de partidos". La consellera de Presidència ha detallado que en los próximos días el ejecutivo informará de cómo se configura todo el calendario electoral. A modo de ejemplo, dijo, se tendrán que hacer cambios en el censo electoral. Y ha explicitado "la voluntad del Govern de facilitar al máximo todos los procedimientos ya hechos con las convalidaciones de actos que sean necesarias".

El contenido del decreto

Concretamente, el decreto recoge que los contagios ahora mismo "se han acelerado" y que hay "una elevada probabilidad de que la actual situación de la pandemia se prolongue más allá del 14 de febrero". De acuerdo con varios informes, el Govern constata que las circunstancias sanitarias impiden garantizar las condiciones para el normal desarrollo de un proceso electoral. "La ciudadanía no podría asistir libremente a los actos de precampaña, campaña electoral y votaciones", argumentan. El texto también hace referencia a la dificultad para los partidos de dar a conocer los programas que la ciudadanía decida su voto.

Por otra parte, el texto apunta al peligro de que el resultado final de las elecciones "no responda a la voluntad de la colectividad, si las personas contagiadas, en cuarentena, vulnerables o ubicadas en determinados ámbitos territoriales" no pueden desplazarse para participar. Señalan que las condiciones epidemiológicas actuales han hecho que las medidas para celebrar las elecciones hayan resultado "insuficientes para la plena garantía de la protección de la salud" y que "afecten el ejercicio del derecho de voto exigible en cualquier sistema democrático". Además, no ven posible establecer otras medidas que garanticen la celebración del 14-F con plenas garantías. 

Temas

Comentarios

Lea También