Más de Cat/ Es/ Món

Los restaurantes de los centros comerciales seguirán cerrados en Catalunya

El Gremi de Restauració afirma que estas medidas son "una condena a muerte"

ACN

Whatsapp
Imagen del Parc Central, en Tarragona, en su reapertura tras la segunda ola. Pere Ferré

Imagen del Parc Central, en Tarragona, en su reapertura tras la segunda ola. Pere Ferré

El Gremi de Restauració lamenta que los restaurantes de los centros comerciales sigan cerrados después de que el Procicat haya autorizado la reapertura de las tiendas. De hecho, el gremio recuerda que el cierre de estos locales se remonta al 16 de octubre, una decisión que considera "una condena a muerte" para el sector.

"Es una medida discriminatoria y arbitraria; estamos hablando de familias que se ven abocadas a la ruina y a arrastrar deudas durante años", comenta el gremio, que ya ha anunciado en un comunicado que recurrirá judicialmente a la resolución una vez se publique en el DOGC. Por otro lado, la asociación ha pedido al Govern que se recupere el horario continuo hasta las 21:30 h y que se revise el toque de queda para poder servir cenas.

En el mismo escrito, el gremio reconoce que se siente "decepcionado" por la nueva prórroga de las medidas, sin cambios para la restauración. "Se han hecho añicos las esperanzas que habían generado las palabras del secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, quien durante esta semana había especulado con la idea de 'dar aire' a los sectores económicos más golpeados por la crisis", apunta. "Ahora mismo la decepción es enorme: Argimon no decía la verdad", añade la agrupación.

Por otro lado, la asociación también revela que el Govern le trasladó de manera informar la posibilidad de sumar unas pocas horas de apertura durante la mañana, únicamente de lunes a viernes. Según el presidente del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols, la voluntad del Govern era "que el sector aceptara de buen grado la propuesta y que avalara la gestión de una pandemia que lo está llevando a la ruina más absoluta". En este sentido, considera que la solución es "insuficiente" y añade que seguir frenando la desescalada "es un error del cual la economía de la ciudad tardará lustros a rehacerse".

En la misma línea, Comertia ha calificado la prórroga a las restricciones a la restauración de decisión "injusta e injustificada" y ha afirmado que después de conocer las medidas ha aumentado "el sentimiento de impotencia e indignación entre los restauradores de centros comerciales" puesto que el sector en los centros comerciales lleva 230 días sin abrir. En este sentido, la entidad también ha avisado que el empresariado se encuentra "entre las cuerdas", puesto que por un lado los propietarios de los complejos no admiten negociación y por la otra ven como el Govern les impide retomar la actividad.

Por otro lado, los comerciantes piden también poder reabrir comercialmente los sábados para repartir la demanda de consumidores con un día más en la semana, a fin y efecto de minimizar el posible riesgo de contagios. Reivindican que, según datos del Ministerio de Sanidad, el riesgo de contagio en la restauración y el comercio es del 2,3% ante otros ámbitos como el social o sociosanitario que es del 24%.

Temas

Comentarios

Lea También