«No ha habido una caja B y nunca he triturado lo que nunca he tenido»

Aznar y Rajoy niegan el cobro de sobresueldos y que existiera una contabilidad paralela en el PP

EFE

Whatsapp
Aznar ha declarado con mascarilla por videoconferencia, pese a encontrar en su habitación de su casa. FOTO: EFE

Aznar ha declarado con mascarilla por videoconferencia, pese a encontrar en su habitación de su casa. FOTO: EFE

Los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy han testificado en el juicio sobre la presunta caja B del PP. Ambos han negado haber recibido sobresueldos y que existiese ninguna contabilidad opaca en el partido y se desvincularon absolutamente de los ‘papeles de Bárcenas’.

«Jamás he recibido un sobresueldo» o «yo no he conocido ninguna contabilidad en B del PP (...) No he conocido más contabilidad que la oficial», fueron las principales afirmaciones de Aznar en su primera comparecencia como testigo ante un tribunal para explicar las cuentas del partido que presidió catorce años.

Tras él le tocó Rajoy y fue igual de tajante. «No hay ninguna caja B del PP», «habrá unos papeles de Bárcenas» que éste «tendrá que explicar», y lamentó: «Empieza a ser una vergüenza todo lo que estamos viviendo».

Los dos negaron los apuntes reflejados en esos papeles que harían referencia a ellos, como las siglas «J.M.», que aparecen en anotaciones entre abril y julio de 1990, de las que Aznar se desvinculó: «No, señor. No he recibido ninguna cantidad ni responden a ninguna consideración que me pueda afectar esas anotaciones, si es que son ciertas».

Lo mismo que dijo Rajoy sobre los apuntes con la referencia «M.Rajoy» o «Mariano Rajoy»: «Yo digo que es absolutamente falso, al igual que el 95 % de las personas que aparecemos citados en esos papeles. Lo que dice el señor Bárcenas y todo lo que se refiere a mí es mentira».

«No ha habido una caja B y nunca he triturado lo que nunca he tenido en mis manos», enfatizó Rajoy al calificar de «absolutamente falso», un término que repitió constantemente, que haya destruido en una trituradora parte de los ‘papeles de Bárcenas’, como señaló el extesorero.

Bárcenas «no es capaz de estar de acuerdo consigo mismo», subrayó sobre las versiones que ha dado el extesorero de esa escena de la trituradora de papel que asegura haber grabado, aunque dice no disponer de ella y cree que le fue sustraída en la Operación Kitchen.

«Jamás se nos hizo ninguna entrega», aseguró después Rajoy negando otra vez la versión de Bárcenas, que afirmó que le dio dinero en efectivo junto a otros ex altos cargos. «Me parece delirante», opinó y añadió que «los papeles quien los ha cambiado y varias veces ha sido el señor Bárcenas». Unos papeles que, incidió, «no sabemos cuándo los hizo ni con arreglo a qué criterio y a qué finalidad». E incluso advirtió el expresidente a los abogados de «lo peligrosísimo» que es, a su juicio, que utilicen «con demasiada alegría al señor Bárcenas como argumento de autoridad».

Rajoy aseguró que el tesorero «jamás» le informó de ningún donativo realizado al partido y que nunca, en los 14 años que presidió el Comité Ejecutivo, oyó hablar «a nadie» de eso. Él se encargaba, explicó, de los «grandes temas, los temas políticos», no de los financieros, y en las cinco veces que fue ministro «jamás» adjudicó una obra.

Los dos expresidentes del Gobierno y del partido comparecieron por videoconferencia. Aznar, como otros testigos a lo largo del juicio, llevaba mascarilla, pese a estar solo en la estancia desde la que declaraba, circunstancia que despertó las suspicacias del abogado Gonzalo Boye, de la acusación de Observatori Desc.

«Yo respeto las recomendaciones de las autoridades sanitarias», contestó Aznar poco después de recordar que este abogado defiende al expresident Carles Puigdemont, algo que fue haciendo con los letrados de las acusaciones que le preguntaban, hasta que el presidente del tribunal le reconvino: «Señor Aznar, esas cuestiones aquí no interesan en absoluto».

Temas

Comentarios

Lea También