Más de Cat/ Es/ Món

Pere Aragonès: El hombre de Junqueras, toda una vida en la política

El jefe del Govern más joven de la historia, independentista desde la adolescencia, tiene una visión liberal de la sociedad

EUROPA PRESS

Whatsapp
Pere Aragonès, el viernes, solo en el Parlament de Catalunya, donde fue investido President. FOTO: EFE

Pere Aragonès, el viernes, solo en el Parlament de Catalunya, donde fue investido President. FOTO: EFE

Pere Aragonès es ya el 132 presidente de la Generalitat, un cargo al que llega tras más de media vida en ERC y después de haber sido el elegido por el líder del partido, Oriol Junqueras. A sus 38 años será el jefe del Ejecutivo catalán más joven en llegar al cargo en la historia de la Generalitat contemporánea y, pese a su juventud, lo hace después de dos décadas de militancia en ERC –desde los 16 años– y de varios años en la primera línea política. Tras pasar por varios puestos de responsabilidad en el partido y el Govern, Junqueras le pidió dar un paso al frente después su encarcelamiento y la marcha de Marta Rovira a Suiza. Con su perfil de gestor, aparenta un gesto serio y tranquilo que se transforma en los mítines cuando deja la americana y se enfunda el traje de candidato, sorprende su sentido del humor en las distancias cortas, incluso se dice del nuevo presidente que es un gran imitador de compañeros y adversarios políticos, y la cocina es su actividad preferida para desconectar de la actualidad.

Republicano e independentista desde la adolescencia, se define como keynesiano y socialdemócrata, pese a que algunos sectores lo han identificado con un perfil más liberal e incluso lo han acusado de querer privatizar servicios públicos.

Nacido en 1982 en Pineda de Mar (Barcelona), es licenciado en Derecho por la UOC, tiene un máster de Historia Económica por la UB y un programa de formación de directivos en políticas públicas y desarrollo económico en la Kennedy School of Government de Harvard, pero la política ha sido su principal ocupación desde joven. De hecho, la política lo ha rodeado desde pequeño: su abuelo, el empresario hotelero y textil Josep Aragonès, fue alcalde de Pineda de Mar durante el franquismo y posteriormente lideró Reforma Democràtica de Catalunya, el embrión de Alianza Popular impulsado por Manuel Fraga, mientras que su padre fue concejal independiente en la lista de CiU. Con este contexto familiar, Aragonès se interesó por la política desde niño y asegura que empezó a tomar conciencia independentista con 10 años, la fue consolidando con el paso de los años y con 16 años comenzó a militar en las JERC; un año después ya estaba en la dirección de la organización y en 2003 pasó a ser el portavoz y entró en la Ejecutiva Nacional de ERC. Con 24 años, en 2006, dio el salto al Parlament. Después de los tripartitos y con ERC ya fuera del Govern, Aragonès se mantuvo en el Parlament y entre 2011 y 2018 también puso un pie en la política municipal liderando la formación en Pineda de Mar, que pasó de un concejal a cinco.

De la mano de Junqueras, Aragonès fue escalando puestos y ganando peso en la formación. Con la vuelta de ERC a la Generalitat en 2016 en la coalición de JxSí junto a CDC, Junqueras lo situó como secretario de Economía, pero lo apartó del núcleo organizador del 1-O. Esta decisión evitó que fuera detenido y encausado, y le libró de ser cesado por el artículo 155.

Aragonès se ha erigido como uno de los principales abanderados de la apuesta por ensanchar la base de apoyos al independentismo para forzar al Estado a aceptar un referéndum y por anteponer la vía del diálogo a la confrontación, dejando una eventual declaración de independencia en segundo plano.

Temas

Comentarios

Lea También