Deporte y nutrición para combatir la obesidad infantil

El reto del proyecto europeo transfronterizo ANETO se implanta 
en escuelas españolas y francesas a ambos lados de los Pirineos

| Actualizado a 02 enero 2021 11:36
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Unir deporte y nutrición para prevenir la obesidad infantil en escuelas españolas y francesas a ambos lados de los Pirineos. Este era el reto del proyecto europeo transfronterizo ANETO, que ha detectado mejoras en la capacidad cognitiva, autoconfianza y rendimiento escolar de los alumnos participantes.

De la iniciativa, enmarcada en el programa Interreg España-Francia-Andorra (POCTEFA) y dotada con más de 600.000 euros de fondos europeos FEDER, se han beneficiado desde comienzos de 2018 niños de Navarra y del departamento francés de Pirineos Atlánticos. El objetivo del proyecto ha sido «prevenir la obesidad infantil a través de un programa educativo y sensibilizar a familias y profesores en la adquisición de hábitos de vida saludables», explicó Esteban Gorostiaga, director del Centro de Investigación y Medicina del Deporte del Gobierno de Navarra y uno de los responsables de ANETO en España.

Más de mil alumnos de centros educativos a ambos lados de los Pirineos, de los que 592 procedían de Navarra, han participado en esta iniciativa que se llevó a cabo durante el curso escolar 2018-2019 en colegios españoles y que tenía previsto desarrollarse en Francia en 2019-2020 pero tuvo que interrumpirse por la emergencia de la pandemia de coronavirus.

Resultados positivos

El equipo responsable del proyecto dividió a los escolares en un grupo de intervención, al que se aplicaron acciones de estudio, y un grupo de control, al que no se asignó ninguna medida. A principio y final de curso se realizaron test de peso, talla y grasa corporal, así como de fuerza y de resistencia cardiovascular, para comparar sus resultados.

«Observamos que los niños navarros presentaban niveles superiores de grasa corporal y peor condición cardiovascular que la media europea», contó Gorostiaga. «Pero después de un año de aplicación del proyecto constatamos una disminución de la grasa corporal y un aumento de la resistencia física aeróbica en el grupo de intervención», acercando los datos a los de los escolares europeos.

Rebeca Esnaola, consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, aseguró que gracias a campañas públicas y programas como ANETO se ha conseguido reducir la incidencia de la obesidad infantil en la comunidad del 32 % al 27 %. Gorostiaga destacó que está comprobado que una mayor grasa corporal y una peor condición cardiovascular son «factores de riesgo para la obesidad», además de que influyen en el rendimiento escolar y las interacciones sociales.

Por su parte, Sara Berloqui, profesora de educación física en el colegio Lorenzo Goicoa de la localidad de Villava, valoró especialmente la ayuda que aporta a su asignatura «trabajar los hábitos de vida saludables a nivel nutricional y a nivel de la adhesión a la actividad física».

«Añadir una tercera sesión de educación física ha demostrado que es necesaria más actividad física en los colegios y que tiene buenos resultados», apuntó la profesora.

Comentarios
Multimedia Diari