Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La militancia de Junts decide salir del Govern con el 55,73% de los votos

La ejecutiva se reúne esta tarde para analizar los resultados

| Actualizado a 07 octubre 2022 19:52
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los afiliados de Junts han decidido salir del Govern a la consulta que el partido ha hecho a la militancia. Un 55,73% de los afiliados ha votado a favor de abandonar el ejecutivo, mientras que el 42,39% han pedido quedarse. Solo ha habido un 1,88% de los votos en blanco.

La participación a la consulta ha sido muy alta, de un 79,18%. La ejecutiva de Junts tiene previsto reunirse esta tarde para analizar el resultado. La formación hará una rueda de prensa en la sede de Junts una vez acabe la reunión.

El censo total era de 6.465 afilados, que podían responder en dos días a la pregunta: «Quieres que Junts continúe formando parte del actual Govern de la Generalitat de Catalunya?». Había tres opciones: sí, no o voto en blanco.

¿Qué puede pasar ahora?

1. Renovación de medio gobierno

Una victoria del 'no' conllevaría, a priori, la salida inmediata de los seis consellers de JxCat que quedan, con carteras clave como Economía, Salud o Acción Exterior.

Para ERC no sería tarea fácil encontrar suficientes cuadros para sustituir no solo a los consellers, sino también a centenares de altos cargos de JxCat, aunque Aragonès puede ofrecer algunos de ellos -por debajo del rango de secretarios generales- que continúen.

2. Geometría variable para sobrevivir a la inestabilidad

Con 33 diputados, lejos de la mayoría absoluta de 68, un Govern de ERC en minoría se caracterizaría por su fragilidad e inestabilidad; por ello, se abriría la posibilidad de un acercamiento a los comunes -con los que se negocian los presupuestos y se comparte la apuesta por el diálogo e incluso por un referéndum a la canadiense- para que entraran en el Govern y, así, alcanzar los 41 diputados juntos.

El socialista Salvador Illa ha garantizado que, pase lo que pase, seguirá tendiendo la mano al Govern para aprobar los próximos presupuestos; fuentes del PSC no descartan permitir la aprobación de las cuentas en un contexto de crisis energética y económica, aunque no contemplan que ese margen se extienda más allá de un año. Además, los socialistas necesitarán del apoyo de ERC a los presupuestos del Estado para 2023.

ERC, no obstante, quiere evitar quedar cautiva de los votos socialistas, confía en la «geometría variable» -pactos con distintos grupos en función del tema- e incluso espera lograr acuerdos puntuales con JxCat aunque esté en la oposición.

3. Golpe a los pragmáticos de JxCat

Las voces que más se han significado a favor de continuar en el Govern, como Giró, Alsina o dirigentes cercanos a Turull, quedarían descolocadas frente al empuje del sector rupturista -autodenominado a menudo «octubrista», por sus reiteradas apelaciones a cumplir el «mandato del 1-O»-, que enarbola la bandera de la «confrontación» con el Estado, una estrategia que lidera el Consejo de la República.

JxCat podría marcar perfil propio y presentarse al próximo ciclo electoral ofreciéndose como el independentismo irreductible frente a la «rendición» de ERC, pero buena parte de los cargos territoriales prefiere llegar a las elecciones municipales de 2023 desde el Govern y, además, podría verse frustrada la operación para convencer a Xavier Trias para que se presente como alcaldable por Barcelona.

4. ¿Oportunidad para una alternativa moderada?

Desde que en 2020 rompió con JxCat, el PDeCAT se ha ido residualizando como fuerza del soberanismo moderado, ensayando una confluencia con otros grupúsculos, bajo el nombre de Centrem, que se ha acabado estrellando tras la dimisión en agosto de Àngels Chacón, que dejó la política harta de «luchas internas».

Desde 2020, ha habido un trasvase de cargos y militantes de un cada vez más irrelevante PDeCAT hacia JxCat, pero la radicalización de Junts fuera del Govern abriría una oportunidad para facilitar el viaje de vuelta de los perfiles más moderados.

Comentarios
Multimedia Diari