Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Negociar con el PSC o prorrogar los presupuestos: el dilema de Aragonès

Hoy domingo podría conocerse el nuevo gobierno con los nuevos consellers de ERC relevando a los de Junts que han dejado el cargo

| Actualizado a 09 octubre 2022 18:47
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, anunciará este lunes (aunque ha cobrado fuerza la posibilidad de que el anuncio se conozca este mismo domingo) la estructura de su nuevo gobierno, tras la salida de Junts y la ruptura del independentismo.

El jefe del Ejecutivo se ha encerrado todo el fin de semana con su equipo para armar un nuevo gabinete, que todo apunta a que reducirá consejerías y en el que ganará peso la actual consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, que tiene todas las papeletas para ocupar la vicepresidencia que dejó vacante el cese de Puigneró.

Vilagrà, cabe recordar, es quien lleva el día a día de la negociación con el Gobierno de todo lo que hace referencia a la mesa de diálogo. Será un Govern monocolor. Aragonès ha rechazado la entrada de los Comuns, que ya advierten de que el ejecutivo nace «muerto», y niega de inicio la alianza con los socialistas.

Descartadas las elecciones, que son para los republicanos un «disparate», el primer dilema del nuevo Govern de Aragonès, que se pondrá a caminar este mismo martes, es decidir pactar los Presupuestos con los socialistas o buscar una prórroga. Ambas opciones tienen pros y contras.

Acordar con el PSC las cuentas asegura estabilidad al Ejecutivo, en un momento muy complicado por los efectos de la guerra. Pero, al mismo tiempo, tensionaría las bases de ERC y la formación republicana perdería fuerza negociadora en el Congreso de los Diputados. La presión que ejerce Esquerra a Sánchez con los presupuestos para que haya avances en la mesa de diálogo se vería muy reducida. Los sindicatos y los empresarios, no obstante, aprietan a Aragonès para que se abra a negociar con los socialistas.

Prorrogar las cuentas, mientras, permitiría a los republicanos mantener la fuerza negociadora en Madrid, pero tendrían que renunciar a 3.000 millones, que es lo que se incrementan los presupuestos diseñados para el año que viene. La prórroga serviría a Aragonès para superar las municipales sin que Junts y la CUP le puedan atacar con que ya ha vuelto el tripartito. Pero, si piensa en agotar la legislatura, no puede estar ignorando todas las ofertas del PSC.

ERC evitó este domingo las manifestaciones públicas sobre el nuevo Govern. Junqueras, en un acto de partido en homenaje a los militantes que lucharon por una república catalana, sacó pecho y exhibió autoestima republicana. «Está bien que reivindiquemos quiénes somos: el partido más represaliado de la historia», dijo.

El primer secretario del PSC, Salvador Illa, volvió a tender la mano. «Lo que no voy a hacer es rescatar a este Govern. Voy a intentar ayudar a que esto no perjudique a los catalanes. Estoy en esto, en el rescate de Cataluña. No le pido nada a ERC», aseguró en la emisora RAC1. Illa, que tampoco quiere elecciones, replicó a Junqueras, que el sábado afirmó que tiene que demostrar su compromiso contra la «represión»: «Yo no doy lecciones ni las acepto», remató.

Comentarios
Multimedia Diari