Una madre secuestra a sus hijos para no ser vacunados

La mujer, que tenía a los niños desde el 9 de noviembre, fue detenida cuando entregó a los menores, de 12 y 14 años, en los juzgados

| Actualizado a 06 enero 2022 06:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Cristina Mariscal Copano, la madre que secuestró a sus dos hijos, de 12 y 14 años, para evitar que fuesen vacunados contra la Covid, fue detenida ayer tras entregarlos en los juzgados de Sevilla.

Fuentes de la investigación indicaron que previsiblemente pasará hoy a disposición judicial y que podría ser acusada de un delito de secuestro de menores.

El abogado de la mujer, Borja Gómez Martínez-Fresneda, explicó que él recomendó a su clienta que la entrega de los menores la hiciera en el juzgado en vez de en la comisaría para intentar evitar que fuera detenida, aunque la autoridad judicial ordenó igualmente su apresamiento.

La mujer se presentó ayer por la mañana en las dependencias judiciales y, tras identificarse, entregó a los menores, que según el abogado Gómez Martínez-Fresneda, se encuentran bien e iban a pasar la noche de Reyes con su padre, que tiene su custodia.

Aunque el caso está bajo secreto, la mujer entendía que el juez habría decretado su búsqueda y presentación y que si se presentaba en el juzgado en vez de en la comisaría con los niños, podría evitar ser detenida.

El juez de familia ya acordó en su día la retirada del pasaporte y la suspensión temporal de la custodia, según el abogado Gómez Martínez-Fresneda, que precisó que él no había comparecido con su clienta en dependencias judiciales porque ella «solo quería entregar a los niños» e irse a su domicilio al encontrarse «enferma por todo lo acaecido».

Casi dos meses después

El letrado del padre de los niños, Javier Toucedo, señaló por su parte que tuvo conocimiento de la entrega de los niños en el juzgado a través de su cliente, que le informó de que le había llamado la Guardia Civil para que fuera a por los menores después de que su madre los dejara sanos y salvos en el juzgado.

La denuncia oficial por la sustracción de los dos menores se formalizó el pasado 16 de diciembre, aunque el padre en realidad no tenía noticias del paradero de sus hijos desde el 9 de noviembre.

El progenitor denunció que desde hacía casi un mes no veía a sus hijos y culpaba a su exesposa y madre de los niños de habérselos llevado de la casa de su actual pareja en Jerez de la Frontera (Cádiz), entre otros motivos para que no recibieran la inoculación de la vacuna contra el coronavirus, sin que trascendieran más detalles sobre la cuestión.

Javier Toucedo indicó que desconocía si había una orden de detención contra la mujer, y que su cliente, el padre, en cuanto la Guardia Civil le dio el aviso, salió inmediatamente desde el municipio en el que vive, San Juan de Aznalfarache (Sevilla), hacia el juzgado para recoger a sus hijos.

Comentarios
Multimedia Diari