Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Agbar mantiene la concesión del servicio del agua en Barcelona

El Tribunal Supremo tumba la sentencia del TSJC que en 2016 anuló la adjudicación hecha en 2012
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Agbar mantiene la concesión del servicio del agua en Barcelona

Agbar mantiene la concesión del servicio del agua en Barcelona

El Tribunal Supremo (TS) ha revocado la sentencia de Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) que anulaba la adjudicación del servicio del agua en el área metropolitana de Barcelona a una empresa publicoprivada, y ha avalado la constitución de esta compañía mixta que lidera Agbar.

Esta empresa está formada en un 70% por Agbar, en un 15% por Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), y en un 15% por Criteria, y es la encargada del suministro de agua potable y la depuración de aguas residuales en la región metropolitana.

El Supremo estima los recursos presentados por la Societat General d’Aigües de Barcelona (SGAB), Aigües de Barcelona y Empresa Metropolitana de Gestió del Cicle Integral de l’Aigua, y tumba la anterior decisión del  lTSJC, que en 2016 anuló la adjudicación hecha en 2012 por vía directa a la empresa mixta. El TSJC anuló esa adjudicación al estimar varios recursos contencioso-administrativos, entre otros el que presentó Aigües de València, que alegaba que se había otorgado sin publicidad ni competencia.

El Supremo apoya la justificación de necesidad, alegada por los recurrentes, de otorgar el contrato a un empresario determinado, sin que hubiera alternativa razonable, y sin que la ausencia de competencia sea e resultado de una restricción artificial de los parámetros de adjudicación de la concesión. También confirma la plena competencia del Estado para otorgar la concesión a Aigües de Barcelona SA, la cual tuvo lugar en 1953.

A pesar de la sentencia de hace tres años del TSJC en contra, Aigües de Barcelona continuó gestionando el servicio de aguas porque el fallo no era firme y se podía interponer un recurso de casación, que es el que finalmente ha aceptado el TS.

Temas

Comentarios

Lea También