Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya confía en no perder los 705 millones que deja el turismo chino por el coronavirus

China incrementa los controles a los turistas que viajan en grupo a raíz del coronavirus

ACN

Whatsapp
Dos turistas orientales, ayer en Barcelona. Los expertos aseguran que no hay peligro de contagio para los ciudadanos. FOTO: ACN

Dos turistas orientales, ayer en Barcelona. Los expertos aseguran que no hay peligro de contagio para los ciudadanos. FOTO: ACN

El sector turístico confía en que el visitante chino «no falle» por los efectos del coronavirus, según asegura el presidente de la Associació Corporativa d’Agències de Viatge Especialitzades (ACAVe), Martí Sarrate. Este mercado creció un 47% en el Estado en 2019 y tiene un perfil de cliente «muy cualitativo», con un gasto medio diario «muy importante».

En Catalunya, el año pasado se registraron 350.000 turistas con un gasto total de 705 millones de euros, según los datos de la Generalitat. A raíz del Covidien-19, el gobierno chino ha extremado las precauciones para salir del país.

Las personas procedentes de China que quieran viajar fuera del país deben estar confinadas durante catorce días. Además, el gobierno chino ha incrementado los controles a los turistas que viajan en grupo y ha instaurado «medidas preventivas» como, por ejemplo, medir la temperatura antes de tomar el avión.

Las dificultades para salir del país han «afectado» el turismo chino en el territorio, según Turismo de Catalunya. La propagación del coronavirus y el confinamiento decretado por el gobierno de China han coincidido con la celebración del fin de año chino, uno de los momentos álgidos de visitas a Catalunya. Durante esta semana se registran puntas de 10.000 turistas a la semana, por encima de los 6.700 viajeros chinos semanales de media.

En cualquier caso, los sectores implicados reconocen que «aún es pronto» para cuantificar el impacto económico del coronavirus en el mercado turístico catalán. Sarrate no espera una disminución del flujo de turistas chinos, ya que, entre otros factores, hay «mucha conectividad» entre los dos países. La compañía aérea Air China, por ejemplo, ofrece un vuelo directo Barcelona-Pekín.

«Estamos viendo chinos en el centro de Barcelona. Continúa este turismo que, para nosotros, es muy importante que no falle», reconoce Martí Sarrate. Recuerda que «no se han cancelado las frecuencias con la ciudad de Barcelona». «España es un país fuera de peligro y los chinos con poder adquisitivo que quieran viajar continuarán viniendo, porque los estamos fidelizando», añade.

Desde hace unos años, las administraciones y empresas privadas han impulsado una política «de promoción» del turismo catalán en mercados como China, Japón y Corea, que dejan «un valor añadido importante». De hecho, este 2020 la Agència Catalana de Turisme pondrá el foco en el «conocimiento del turista» de Australia, Arabia Saudí o China, entre otros países, para ser más eficientes en la acción promocional.

«No hay peligro de contagio»

La propagación del coronavirus ha afectado también a la percepción de las personas procedentes de China. A raíz de determinados comportamientos racistas, la comunidad china ha lanzado el ‘hashtag’ #NoSoyUnVirus. «Si un turista chino está aquí, no hay ningún peligro de contagio ni de riesgo», advierte Sarrate.

Una turista china en Barcelona aseguró ayer que entiende el «miedo» ante situaciones desconocidas pero recordó que «todas las personas somos iguales». «El coronavirus no es un virus solo de China, sino de todo el mundo, y el gobierno chino está haciendo el esfuerzo para proteger a todas las personas del mundo», advirtió.

Las autoridades estiman que el coronavirus tendrá un impacto de 62.000 millones de dólares en la economía mundial. Una cifra que supera ampliamente los 40.000 del SARS y de la gripe aviar de 2006, los 50.000 millones de la gripe porcina en 2009, los 53.000 del ébola en 2014 o los 10.000 millones del MERS en 2015.

Temas

Comentarios

Lea También