Más de Catalunya

Catalunya restringe la movilidad y establece franjas horarias en bares y restaurantes

Las medidas estarán vigentes desde el lunes 21 de diciembre hasta el lunes 11 de enero y se revisarán el 28 de diciembre

ACN

Whatsapp
Imagen de archivo. EFE

Imagen de archivo. EFE

El Govern limita la apertura de la restauración al público a los almuerzos y comidas, con un horario restringido de 7.30h a 9.30h y de 13h a 15.30h. Además, para las cenas solo se podrá ofrecer servicio de recogida al local, entre las 19h y las 22h, y a domicilio, hasta las 23h. Además, se prohíbe la apertura de los bares y restaurantes de los centros comerciales, una medida que no se había aplicado hasta ahora y que pretende "reducir la interacción social", según ha dicho la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó.

Tampoco podrán abrir los gimnasios dentro de los centros comerciales, y el resto tendrán que mantener un aforo del 30% y hacer todas las actividades con mascarilla. Por lo tanto, las actividades de alta intensidad se tendrán que hacer en espacios exteriores o suspenderse.

Estas medidas entrarán en vigor el próximo lunes 21 de diciembre. Según ha detallado Budó, el día 28 de diciembre –una semana después del inicio de las nuevas restricciones- tienen previsto hacer una revisión de todas las medidas por si hay que endurecerlas o replantearlas. Preguntada por si esto podría cambiar las excepciones previstas para el resto de fiestas de Navidad –Fin de año y Reyes-, Budó ha dicho que no se puede descartar ningún escenario y ha insistido que se irá observando como evolucionan los datos.

Nuevas restricciones a la restauración

Uno de los sectores afectados por el retroceso en la desescalada es la restauración, que ve reducidos los horarios en que podrá abrir. Budó ha explicado que pese a las limitaciones se ha intentado que el sector pueda mantener su actividad. La portavoz ha detallado que se ha apostado por garantizar los almuerzos y comidas en el local porque en muchos casos los clientes son personas que se han tenido que desplazar por temas laborales y, por lo tanto, no pueden ir a comer a casa, mientras que en el caso de las cenas tendrá que ser a la fuerza en el domicilio del cliente –con opción para llevar hasta las 10 o con reparto hasta las 11-.

En el caso de los almuerzos y las comidas las medidas que se aplican son las que ya estaban vigentes hasta ahora, es decir, con terrazas abiertas e interiores a un aforo máximo del 30%.  Podrá haber 4 personas por mesa –6 si se trata de una burbuja de convivencia- y una distancia de 2 metros con los comensales de otra mesa. La mascarilla continuará siendo obligatoria siempre que no se coma o beba.

Comercios y gimnasios

En cuanto a los comercios, el Govern ha decidido mantener las restricciones a los comercios tanto a pie de calle como en centros comerciales, que continuarán abiertos con un aforo al 30% siempre que se garantice una buena ventilación. Las nuevas medidas afectan a la restauración y a los gimnasios dentro de estos recintos, que tendrán que cerrar.

En el caso de equipaciones deportivas fuera de centros comerciales, continuarán abiertas con las mismas restricciones de aforo –el 50% al aire libre y el 30% y cita previa en interiores- pero ahora solo se podrán hacer actividades con mascarilla –a excepción de las actividades acuáticas-. Así, aquellos deportes dónde por su intensidad no se pueda llevar mascarilla se tendrán que suspender o hacerse en la calle, y solo se podrán hacer actividades dirigidas de baja intensidad.

La cultura y las ceremonias de culto mantienen restricciones

Las actividades culturales y las ceremonias de culto no se verán afectadas por este retroceso en la desescalada. Así, la cultura seguirá abierta al 50% de aforo o a las 1.000 personas como máximo –siempre con buena ventilación-, mientras que en las ceremonias religiosas el aforo será al 30% o hasta un tope de 1.000 personas.

Vuelta al cole el 11 de enero

Por otro lado, Budó ha recordado que el retorno en la escuela se ha atrasado hasta el lunes 11 de enero. La portavoz del Govern ha dicho que esta decisión les da "unos días de margen" para detectar contagios que se hayan podido producir durante las fiestas y evitar que se trasladen al grupo burbuja de la clase. "Miraremos si se puede empezar el curso con todas las garantías", ha asegurado Budó, que ha añadido que con estos días que ganan "el tiempo es oro".

Teletrabajo

La portavoz también ha insistido que se tiene que hacer teletrabajo siempre que sea posible y ha recordado que esto ayudaría "muchísimo" a reducir la movilidad. "Es un compromiso de país y de todos, empresas, sindicatos y trabajadores", ha dicho.

Compensación a la restauración

El vicepresidente en funciones de presidente, Pere Aragonès, ha dicho que las medidas se han decidido en función de la situación epidemiológica, y teniendo en cuenta las afectaciones sociales, económicas y emocionales. "Este virus va de interacción social, pero no podemos poner un policía en cada casa, tenemos que ser conscientes de en qué sociedad se aplican las normas", ha dicho para justificar que no se hayan endurecido todavía más las prohibiciones de encuentros familiares en Navidad.

En todo caso, y respecto al endurecimiento de las restricciones a gimnasios y restaurantes, ha dicho que "no hay sectores culpables, el virus no lo llevan los establecimientos, lo llevan los clientes". Todos, establecimientos y clientes, tienen que tomar medidas, ha dicho.

En cuanto a la compensación económica a las actividades restringidas, ha dicho que están pendientes de un plan de apoyo del gobierno español al sector de la hostelería y la restauración, y ha asegurado que la Generalitat pondrá todos los recursos "que tenga al alcance y que puedan pagar".

Budó niega discrepancias por las restricciones

En relación a la rueda de prensa para anunciar las nuevas restricciones, que en un inicio estaba prevista para el jueves al atardecer, Budó ha negado que se haya retrasado por discrepancias entre los partidos a Govern. "No se puede tomar una decisión deprisa y corriendo, queríamos evaluar y valorar que conlleva cada medida", ha explicado, y ha añadido que prefirieron "esperar unas horas" para "trabajar todos juntos" las diferentes opciones.

Temas

Comentarios

Lea También