Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Despedidos los 33 trabajadores de de la Generalitat en el exterior

Exteriores explora trasladarlos a otros entes, pero la mayoría perderá su empleo

Diari de Tarragona

Whatsapp
Inauguración de la delegación catalana en Copenhague.  FOTO: cedida

Inauguración de la delegación catalana en Copenhague. FOTO: cedida

Los trabajadores públicos de las delegaciones de la Generalitat en el exterior han sido despedidos, según informó ayer la agencia  ACN. El personal de las delegaciones de París, Londres, Berlín, Lisboa, Viena, Washington, Copenhage y Roma perderán su trabajo, aunque en la mayoría de los casos tenían contratos indefinidos, de carácter local, es decir, de acuerdo con la legislación británica, francesa o italiana, y habían participado en un concurso público para acceder a sus plazas. 

Aunque no eran funcionarios, los de las delegaciones sí eran trabajadores públicos y son por ahora los únicos sin rango directivo despedidos por la aplaicación del artículo 155 de la Constitución

Según ha podido saber la ACN, el ministerio de Exteriores les autorizó el 9 de noviembre a reincorporarse a sus puestos de trabajo por hacer «gestión interna y administrativa», pero en modo alguno «ningún acto institucional», ya que las delegaciones se consideraban «cerradas». 

Aunque no eran funcionarios, los de las delegaciones sí eran trabajadores públicos

El Departamento de Exteriores de la Generalitat les dijo que quería «explorar» la posibilidad de trasladarlos a otros organismos públicos dentro de su ámbito geográfico, y les pidió sus preferencias, pero finalmente no se ha hecho y se ha procedido a su despido.

Así, una treintena de personas –33, concretamente– perderán su trabajo a raíz de la aplicación del artículo 155, que supone el desmantelamiento de todas las oficinas de la Generalitat en el exterior, salvo la de Bruselas. 

Un procedimiento complicado
Con todo, el procedimiento de despido puede ser complicado y puede variar según los casos, ya que los trabajadores tienen contratos locales basados en la legislación de los países donde residen –el Reino Unido, Francia, Italia o Dinamarca, por ejemplo– y las indemnizaciones o avisos deberán ceñirse a la legislación de estos diferentes países, y no a la española.

Desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el pasado 27 de octubre, las delegaciones en el exterior han sido cerradas, aunque a primeros de noviembre, y de acuerdo con un correo electrónico a todo el personal laboral que ha podido ver la ACN, se dio la instrucción a los trabajadores de acceder a sus puestos de trabajo para «realizar tareas de gestión y administración interna». 

El procedimiento de despido puede ser complicado y puede variar según los casos

Con todo, se matizó que quedaba «anulada toda actividad institucional» y que les permitía acceder al lugar de trabajo a la espera de recibir «instrucciones más concretas».

El Departamento de Exteriores les comunicó que habría que «valorar las posibilidades futuras y tener planes de contingencia» dentro de «las posibilidades actuales» y por ello les expresó la «voluntad de ofrecer a todos los trabajadores con contrato laboral vigente interesados nuevas funciones a entidades de la Generalidad, siempre que sea necesario».

En todo caso, se trataba de ofrecer puestos de trabajo «a los organismos vinculados o dependientes de la Generalitat» dentro «del área geográfica de la delegación». Es decir, para un trabajador de la delegación de Roma, se buscaría una plaza dentro de otro ente público de la Generalitat en Italia. 

El plan, sin embargo, no ha salido adelante y, por imposición del 155, el Departamento ha comenzado a notificar los despidos.

Temas

Comentarios

Lea También