Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido un corredor de seguros en Catalunya por estafar más de 100.000 euros a clientes

Ofrecía un descuento en el importe de la póliza si la pagaban en metálico y cuando conseguía el dinero la daba de alta, entregaba un recibo al cliente e, inmediatamente cancelaba la póliza

Whatsapp
Detenido un corredor de seguros en Catalunya por estafar más de 100.000 euros a clientes

Detenido un corredor de seguros en Catalunya por estafar más de 100.000 euros a clientes

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un corredor de seguros de 43 años que habría estafado más de 100.000 euros a casi 200 personas, a quienes ofrecía un descuento si pagaban sus pólizas de seguro en metálico, con el fin de quedarse con los importes recibidos.

La Policía catalana ha detallado que al detenido, de nacionalidad española y vecino de Castellbisbal (Barcelona), se le achacan los delitos de estafa continuada y apropiación indebida.

El "modus operandi" era el siguiente: el corredor, que representaba legalmente a la aseguradora afectada, ofrecía un descuento en el importe de la póliza si la pagaban en metálico y cuando conseguía el dinero la daba de alta, entregaba un recibo al cliente e, inmediatamente cancelaba la póliza, con lo que el cliente quedaba sin cobertura.

Como se trataba de asegurados que no hacían uso de su póliza de seguro habitualmente, la estafa pasaba inadvertida tanto para la central de compañía de seguros perjudicada como para las propias víctimas.

Sin embargo, en noviembre de 2016 empezó la investigación cuando un afectado y la aseguradora formalizaron sendas denuncias en los juzgados barceloneses de Sant Andreu de la Barca y Martorell.

La compañía denunció que algunos de sus clientes se habían puesto en contacto con la central aseguradora para comunicar incidencias en el hogar o en el vehículo que en teoría cubría la póliza contratada, pero que en el momento de comprobar los datos se encontraban con que dicha póliza no estaba vigente, aunque los clientes tenían número de póliza asignado e incluso recibo oficial de la aseguradora.

Al cabo de aproximadamente un mes, los investigadores dieron con el presunto estafador y, en un principio, también detuvieron a su padre, a su hermana y a su mujer.

Se da el caso de que el detenido usaba, sin consentimiento, cuentas bancarias de hasta doce de sus familiares, algunos de ellos muertos, para poder abrir y cerrar las pólizas ficticias que los clientes habían pagado en metálico.

Tras una primera detención, el hombre quedó en libertad con cargos, pero en vez de abandonar la actividad delictiva incidió en ella, esta vez perjudicando a dos compañías aseguradoras de ámbito estatal, y se le volvió a detener a finales del pasado mes de febrero.

La primera y principal aseguradora perjudicada reconoce más de 100.000 euros estafados y ya ha compensado a 167 víctimas por un importe de 40.870 euros.

El estafador volvió a quedar en libertad con cargos y la investigación continúa abierta a la espera de recibir nuevas denuncias.

Temas

Comentarios

Lea También