Catalunya Política

El 4 de octubre gana enteros para ser la fecha de las elecciones en Catalunya

Torra está pendiente de aprobar a final de mes la modificación desus Presupuestos y de que vea la luz el nuevo partido de Puigdemont

CRISTIAN REINO

Whatsapp
Los dirigentes de Esquerra Republica, Pere Aragonès, Roger Torrent y Marta Vilalta. FOTO: QUIQUE GARCÍA/EFE

Los dirigentes de Esquerra Republica, Pere Aragonès, Roger Torrent y Marta Vilalta. FOTO: QUIQUE GARCÍA/EFE

Esquerra Republicana insistió ayer en pedir a Quim Torra que se siente para consensuar el calendario electoral en Catalunya. Pero el president de la Generalitat dio largas a los republicanos, porque al parecer ya tiene decidida la fecha. El día que gana enteros es el 4 de octubre, según fuentes parlamentarias, para aprovechar el tirón en el independentismo de las efemérides del 1 y 3 de octubre (tercer aniversario del referéndum y de la huelga general) y para convertir el 11-S y la vista en el Supremo por el recurso contra su inhabilitación (17 de septiembre) en el arranque de la campaña.

Torra afirmó días atrás que la fecha la anunciará en cuanto la pandemia sanitaria esté encarrilada y el Govern haya puesto los cimientos para afrontar la crisis sanitaria. La semana pasada dio a entender que el anuncio podría producirse después del 21 de julio, el día en que el Govern aprobará la modificación de sus Presupuestos de 2020 para adaptarlos al escenario pospandemia.

El compromiso inicial de Torra era dar a conocer la fecha de los comicios tras aprobar los Presupuestos, pero el estallido de la pandemia cambió sus planes. De hacerlo después de la actualización presupuestaria, estaría cumpliendo su promesa inicial.

Cuatro días después, el 25 de julio, JxCat tendrá una cita clave. Carles Puigdemont ha fijado para ese día la asamblea constituyente de su nuevo partido y se sabrá cómo acaba la guerra con el PDeCAT. A partir de ahí, el president de la Generalitat ya tendrá vía libre para firmar el decreto.

Esquerra presiona a Sánchez y a Torra para que la mesa de diálogo pueda reunirse en julio

Para que los comicios sean el 4 de octubre, el decreto tiene que rubricarse sobre el 11 de agosto, en pleno verano. En este sentido, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, instó ayer al president a que no vincule la convocatoria de las elecciones a «posibles encuestas o calendarios de refundaciones de un espacio político». La respuesta de Torra fue que «no es tiempo de especular» con la fecha, sino que lo que toca ahora es «trabajar». «Las elecciones ya vendrán», dijo, llamando a la calma, sobre todo a sus socios, quienes aupados por las encuestas le presionan para que firme cuanto antes la disolución del Parlament.

La campaña ya está lanzada y unos y otros van desgranando los mensajes. Puigdemont llamó el sábado a acelerar la confrontación con el Estado para culminar el Procés. Ruptura y defensa de la vía unilateral serán sus pilares. ERC ha aparcado la vía unilateral y defiende el diálogo con Madrid para buscar una salida.

En este sentido, Vilalta también apretó a Torra para que reúna a la parte independentista catalana que debe preparar la próxima cita con el Gobierno central, que en principio no contará con los dos presidentes. Esquerra presiona para que la reunión sea en julio.

Temas

Comentarios

Lea También