Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ejército ya desinfecta residencias en Catalunya

La Fiscalía abre diligencias para determinar las circunstancias de la muerte de personas de la tercera edad

AGENCIAS

Whatsapp
Personal sanitario en la residencia de Santa Oliva de Barcelona. FOTO: EFE

Personal sanitario en la residencia de Santa Oliva de Barcelona. FOTO: EFE

El Ejército desinfectó ayer residencias de ancianos de Badalona (Barcelona) y La Pobla de Segur (Lleida), las primeras actuaciones de militares en geriátricos de Catalunya para prevenir la expansión del coronavirus. En concreto, la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectó ayer varias residencias de Badalona y la Agrupación de Apoyo Sanitario 3 de Zaragoza ha actuado en el Centre Geriatric del Pirineu de la Pobla de Segur.

La brigada de sanidad del Ejército de Tierra desinfectó el Centre Geriatric del Pirineu, un centro privado de 71 residentes en el que la semana pasada se declararon casos de coronavirus. El médico del geriátrico, Ramon Mitjana, inció que dos residentes de 86 y 96 años con patologías previas murieron la semana pasada por coronavirus en el Hospital de Tremp en el que están ingresadas seis personas más con la enfermedad.

Otros ocho residentes están confinados con sintomatología clínica y diez trabajadores, un 35% del total, están de baja.

Por otro lado, la Fiscalía ha abierto una investigación para determinar las circunstancias de la muerte de 22 ancianos por coronavirus en dos residencias de la tercera de edad catalanas, una en la localidad de Capellades y otra en Olesa de Montserrat, ambas ubicadas en la provincia de Barcelona.

El fiscal jefe del TSJ de Catalunya, Francisco Bañeres, dio orden a los fiscales de Manresa y Martorell –partidos judiciales a los que pertenecen las dos poblaciones afectadas– para que abran diligencias.

En Capellades, las víctimas mortales ascienden a trece y en el centro de Olesa se han registrado nueve. La situación en ambos geriátricos, de titularidad privada, es crítica. En Capellades, tras una llamada de alerta del centro a la Generalitat, se ha separado a los residentes.

Incidente en Andalucía

Es, quizás, hasta el momento el episodio más penoso e insolidario desde que se declarara la crisis sanitaria por la expansión del coronavirus. El pasado martes, un grupo medio centenar de vándalos atacó en la Línea de la Concepción, en Cádiz, a una comitiva de 28 ancianos infectados de COVID-19 que estaban siendo trasladados a la ciudad para ser reubicados.

Según informó la Policía Nacional, que tuvo que escoltar la comitiva de ambulancias y enfrentarse a los vándalos, los ancianos procedían de la cercana localidad de Alcalá del Valle y eran llevados a una residencia de la Línea para mantenerlos en aislamiento.

Fue entonces cuando varios jóvenes se congregaron a la entrada de la ciudad y arrojaron piedras a las ambulancias, llegando a interponer un turismo para impedir los movimientos de los vehícuos que llevaban a los mayores.

Los agentes, que tuvieron que hacer un verdadero cordón de seguridad para evitar que los exaltados llegaran hasta los ancianos, arrestaron a los dos ocupantes del turismo, dos varones de 32 y 25 años de edad.

Temas

Comentarios

Lea También