Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Govern permite acompañar a los enfermos en el momento final de la vida

Este permiso llega después de tres semanas de confinamiento en las que prácticamente todas las personas fallecidas por el coronavirus lo han hecho en la más completa soledad

EFE

Whatsapp
Imagen del SEM trasladando a un enfermo. EFE

Imagen del SEM trasladando a un enfermo. EFE

El Gobierno catalán permitirá que una persona acompañe en el momento final de la vida de una persona mayor o un enfermo y que los familiares puedan contactar diariamente con los pacientes ingresados en hospitales, pabellones y hoteles por la COVID-19. 

Este permiso para acompañar a familiares a punto de morir llega después de tres semanas de confinamiento en las que prácticamente todas las personas fallecidas por el coronavirus, 2.760 hasta ayer, lo han hecho en la más completa soledad. 

El cambio en este aspecto del confinamiento se contempla en un Plan de acción de apoyo emocional y estrés agudo a los ciudadanos que ha sido anunciado hoy lunes por la consellera de Salud, Alba Vergés, tras la reunión diaria del Procicat, junto con los consellers de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Chakir el Homrani; de Presidencia, Meritxell Budó, e Interior, Miquel Buch. 

La consellera de Salud ha explicado que se han elaborado una serie de criterios de acceso para que las personas que se encuentran en el final de la vida puedan estar acompañadas por un familiar, una situación que hasta ahora no se permitía ni en hospitales ni en residencias ni en centros sociosanitarios. 
Por otra parte, Vergés ha anunciado la llegada este pasado fin de semana de material de protección diverso, como casi un millón de guantes, más de 35.000 monos buzo y unas 20.000 gafas de protección, así como otros 19.000 test rápidos comprados por el Govern. 

También han llegado los 180.000 test de tipo serológico enviados por el Gobierno a Catalunya y que se prevé que se destinen a las residencias geriátricas a través de los centros de Atención Primaria, según ha indicado la consellera, aunque no se han repartido por el momento. 

A día de hoy, Catalunya tiene en total a 1.512 enfermos de coronavirus ingresados en las unidades de cuidados intensivos de los diferentes hospitales catalanes, lo que supone el 85 % del total de la capacidad de 1.970 camas de UCI disponibles.

Temas

Comentarios

Lea También