Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El encarcelado por el crimen de Susqueda acusa a su hijo del doble asesinato

Los Mossos concluyeron que era creíble que hubiera contado esa historia, pero no la participación directa en el crimen que le atribuía a su hijo porque todas las pruebas apuntaban a él

Colpisa

Whatsapp

El mismo día que ingresó en la prisión de Figueres Jordi Magentí, el presunto asesino de los dos jóvenes de Susqueda, le contó a su compañero de celda que quien había matado a Marc y Paula era "su hijo" y que él, como gran conocedor de la zona, le había ayudado a deshacerse de los cuerpos.

Los Mossos, que acudieron a la cárcel alertados por la dirección después de que el preso les avisara de las acusaciones de Magentí, concluyeron que era creíble que hubiera contado esa historia, pero no la participación directa en el crimen que le atribuía a su hijo porque todas las pruebas apuntaban a él.

El acusado de la muerte de la pareja de Maresme le dijo a su compañero de celda, que él "no había hecho nada". A partir de ese momento, Magentí cambió su versión de lo sucedido y aseguró que  el 24 de agosto fue al pantano con su hijo para regar la plantación de marihuana que tenían en la zona.

No explicó el móvil, solo contó que su hijo disparó a Marc por la espada y a Paula en la cabeza, y que juntos "manipularon los cadáveres". Y como él se reconoce un gran conocedor del pantano, fue quien eligió la zona donde tirarlos al agua, incluso le concretó al preso que les tuvieron que poner piedras a los cuerpos para que "no salieran a superficie".
 

Comentarios

Lea También