Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El exdirector de Mossos afirma que la colaboración con el Estado fue 'leal' tras los atentados en Barcelona y Cambrils

Comparece en el Parlament con el exsecretario general de la Conselleria y el exdirector de Protección Civil 
 

Europa Press

Whatsapp
El exdirector de los Mossos d'Esquadra Pere Soler durante su comparecencia ante la comisió de investigación del Parlament de Cataluña sobre los atentados el 17A en Barcelona y Cambrils (Tarragona). FOTO:  EFE/Toni Albir

El exdirector de los Mossos d'Esquadra Pere Soler durante su comparecencia ante la comisió de investigación del Parlament de Cataluña sobre los atentados el 17A en Barcelona y Cambrils (Tarragona). FOTO: EFE/Toni Albir

El exdirector general de los Mossos d'Esquadra Pere Soler ha afirmado este martes, 9 de abril, que la colaboración con los responsables políticos del Estado y cuerpos policiales estatales fue buena y "leal" tras los atentados del 17-A. 

Una vez la Audiencia Nacional decidió que Mossos investigara los hechos, "los otros cuerpos y fuerzas de seguridad se pusieron a disposición" de la policía catalana, ha asegurado en comparecencia como testigo en la Comisión del Parlament sobre los ataques yihadistas del 17 y el 18 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona), donde también han testificado el exdirector de Protección Civil Joan Delort y el exsecretario general de la Conselleria de Interior Cèsar Puig. 

Soler, que dirigió la policía catalana de julio de 2017 hasta su cese por aplicación del artículo 155 de la Constitución, también ha defendido que los Mossos siempre han actuado desde la solvencia, la profesionalidad y el rigor, y ha descartado que en algún caso hayan actuado con "criterios políticos". 

Además, ha defendido a los agentes que tuvieron que abatir a terroristas en Cambrils y Subirats (Barcelona) ante el riesgo de que los cinturones de explosivos que llevaban fueran reales, aunque ha lamentado los hechos y ha remarcado que la obligación de cualquier miembro de un cuerpo policial es poner a disposición judicial a los sospechosos. IMÁN DE RIPOLL 

En respuesta a las preguntas de los grupos parlamentarios, ha apuntado que si se hubieran conocido los antecendentes penitenciarios del imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty, --considerado el 'cerebro' del atentado yihadista-- no hubiera sido una persona respetada por la comunidad musulmana de la localidad ni habría sido aceptado como religioso. 

Además, ha señalado que el imán se presentaba ante la comunidad musulmana de Ripoll como "más moderado que la comunidad", lo que ha tachado de postura falsa. 

En este sentido, ha comentado que los integrantes de la célula de Ripoll que atentó no presentaba "ningún signo externo de radicalización", porque eran jóvenes educados en el municipio, con trabajo y no eran excombatientes. 

Ha evitado dar detalles sobre avisos que los Mossos pudieran haber recibido sobre la posibilidad del atentado en La Rambla porque ha explicado que el cuerpo no revela sus fuentes de información por seguridad, pero ha señalado que la alerta procedente de Estados Unidos que fue publicada en los medios de comunicación "no tenía nada que ver con el atentado" del 17-A. PUIG Y DELORT 

Preguntado por los parlamentarios, Puig también ha explicado que la relación con el ministerio del Interior en verano de 2017 era "fluida y buena", y ha recordado que en julio hubo una Junta de Seguridad de Catalunya. 

Además, ha resaltado, entre otras cuestiones, que la actuación de los Mossos ante los atentados fue muy cualificada, ya que se ha mostrado convencido de que "su actuación evitó más pérdidas de vidas", por lo que ha puesto como ejemplo la actuación en Cambrils, donde abatieron a cuatro terroristas y detuvieron a otro cuando intentaban un ataque similar al de Barcelona. 

Delort, por su parte, ha detallado que el teléfono de emergencias 112 estuvo 21 minutos sin poder atender llamadas el 17 de agosto tras el atentado en Barcelona, y que este número recibió más llamadas el mismo día del ataque, mientras que el 012 --de información a la ciudadanía-- registró el incremento más notable el día 18. 

También ha explicado que Protección Civil atendió a víctimas de 45 nacionalidades y que dieron por finalizado su dispositivo de atención el 9 de noviembre de 2017, cuando la última víctima recibió el alta médica en la Mútua de Terrassa. 

Temas

Comentarios

Lea También