Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El independentismo se inclina por concurrir al 21-D

Lo que vayan a hacer hoy los destituidos president, Carles Puigdemont, vicepresidente Oriol Junqueras y los consellers es una incógnita, pero crece la sensación de que acatarán la decisión aunque lo envolverán con la épica independentista

Diari de Tarragona

Whatsapp
Carles Puigdemont, en su com-parecencia del pasado jueves en que descartó convocar eleccciones.

Carles Puigdemont, en su com-parecencia del pasado jueves en que descartó convocar eleccciones.

Los líderes del independentismo catalán empiezan a asumir que han cometido errores en la gestión final del proceso y se ha instalado la sensación de que ha llegado el final del primer acto de una obra que aún tiene desarrollo, pero que se resolverá en otra temporada. La mejor expresión de este estado de ánimo es que PDeCAT, Esquerra y la CUP, tras la indignación inicial por la convocatoria de elecciones el 21 de diciembre, se plantean concurrir a esos comicios convocados por Mariano Rajoy en virtud del artículo 155 por el cual se ha suspendido el autogobierno de Catalunya.

Lo que vayan a hacer hoy los destituidos president, Carles Puigdemont, vicepresidente Oriol Junqueras y los consellers es una incógnita, pero crece la sensación de que acatarán la decisión aunque lo envolverán con la épica independentista. 

Las ‘contradicciones’ de ERC
Junqueras preparó ayer el terreno y, tras afirmar que «no se gana en el primer embate», anunció que en los próximos días deberán tomar decisiones «que no siempre serán fáciles de entender» y habrá «momentos de incertidumbre, de dudas o contradicciones». Además admite que «la República Catalana no ha nacido con la fortaleza que querríamos». 

Varios sondeos publicados ayer auguran un estancamiento en los apoyos al soberanismo que dejan en el alero la reedición de la mayoría absoluta el 21 de diciembre. Unos comicios ante los que las fuerzas soberanistas se plantean ahora concurrir. El PDeCAT lo analizará hoy en una reunión de su comisión ejecutiva, aunque son muchas las voces en el partido que preside Artur Mas favorables a la participación.

Catalunya en Comú rechaza formar parte de un bloque común soberanista
de cara a las elecciones catalanas del próximo día 21 de diciembre

Sus perspectivas, sin embargo son preocupantes porque carecen de candidato. Puigdemont se ha negado cuantas veces le han preguntado y el propio Mas está inhabilitado, y los sondeos predicen una debacle. En este contexto, ‘La Vanguardia’ publicó ayer que el exconseller de Empresa, Santi Vila, que dimitió por estar en desacuerdo con la declaración de independencia, se ha ofrecido al PDeCAT como candidato. 

Según el rotativo barcelonés, «su disposición a ser candidato aprovechando la plataforma del PDeCAT sigue intacta, pero si el partido decide obviar la convocatoria, también está decidido a dar el gran salto y presentarse por sus propios medios en su particular operación Macron».

ERC también medita presentarse. Junqueras defiende que su partido «nunca puede renunciar a las urnas para validar la república», y tanto los del 21 de diciembre como los municipales de 2019 «deben ser claves» para el desarrollo del proceso independentista. 

Ni la CUP lo descarta
Hasta la CUP sopesa la clave electoral. «No descartamos presentarnos el 21 de diciembre porque no descartamos nada. Lo tiene que decidir la militancia», afirmó ayer la portavoz del Secretariat Nacional, Núria Gibert. «No queremos ser ni cerrados ni irresponsables y, por tanto, tenemos todos los escenarios, absolutamente todos, sobre la mesa». «Pero en absoluto validamos nada que salga de la aplicación del 155, que quiere usurpar la legitimidad de nuestras instituciones. No le damos absolutamente legitimidad a nada que salga del 155. Ni elecciones, ni virreinas, ni nada por el estilo», sentenció Gibert.

Temas

Comentarios

Lea También