Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Encapuchados apedrean un vagón de metro en Barcelona

Eran grafiteros que han sido sorprendidos por los trabajadores esta madrugada de sábado

EFE

Whatsapp
Ejemplo de grafiti en el metro de Barcelona.

Ejemplo de grafiti en el metro de Barcelona.

Una quincena de grafiteros encapuchados han apedreado esta madrugada un convoy del metro de Barcelona al verse sorprendidos por los trabajadores que iban en él al final de su jornada laboral.

A raíz de este incidente, que los trabajadores han filmado con sus teléfonos móviles y las imágenes del cual se han hecho virales, la compañía Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha pedido que se revise el tratamiento que hace el Código Penal de los grafiteros y ha anunciado que emprenderá acciones judiciales porque los autores sean identificados y juzgados.

El incidente ha ocurrido minutos antes de las 3 de la madrugada, después del final del servicio de viernes, cuando unos 15 vándalos, la mayoría enmascarados, según consta en las cámaras de seguridad del metro, han abordado por fuera un tren de la línea 3 de metro sin pasajeros, a la estación de Catalunya, para hacer pintadas murales.

En el interior viajaban 12 trabajadores que, al recriminarlos la acción, han recibido como respuesta el lanzamiento de piedras contra el tren. Las pedradas han destrozado el cristal de una de las cabinas del tren, aunque ningún trabajador ha resultado lisiado.

Después de apedrear el tren, los grafiteros han huido a través del túnel en dirección a la estación de Diagonal.

Según TMB, el vandalismo grafitero es el principal problema en el ámbito de la seguridad para los operadores ferroviarios en España y ha advertido que el fenómeno se está acentuando, en frecuencia, en número de personas participantes y en agresividad y violencia.

Aunque TMB asegura que pone todos los medios para minimizar el fenómeno, afirma que "su magnitud e impacto, excede las competencias y los medios de un operador de transporte, y hacen necesaria la actuación coordinada de la seguridad pública y la judicatura, sin descartar una revisión de su tratamiento penal, ahora en la práctica inexistente".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado de "inaceptables" estas agresiones a pedradas que han sufrido esta madrugada los empleados del metro de Barcelona. "Estas agresiones son inaceptables. Todo el apoyo a las trabajadoras y trabajadores de TMB y del metro de Barcelona, un servicio público esencial de la ciudad", ha tuiteado después de conocer los hechos.

El presidente del grupo municipal del PPC al Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha pedido a Colau que "incremente la vigilancia" en el metro para "evitar nuevos actos de violencia e incivismo por parte de los grafiteros".

Comentarios

Lea También