Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fiscalía pide prisión para Jordi Pujol hijo y el juez retiene su teléfono móvil

El primogénito de la familia niega ante la Audiencia Nacional que vaciara sus negocios

EFE

Whatsapp
Jordi Pujol Ferrusola con sus abogados Cristóbal Martell y Albert Carrillo. Foto: ACN

Jordi Pujol Ferrusola con sus abogados Cristóbal Martell y Albert Carrillo. Foto: ACN

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado este martes prisión incondicional para Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, por la evasión fuera de España de grandes cantidades de dinero desde 2012, año en que comenzó la investigación en la Audiencia Nacional contra la familia por el origen presuntamente ilícito de su patrimonio.

El juez De la Mata ha citado a las partes a las 19.00 horas para notificarles su decisión después de la petición de cárcel de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y Podemos, que ejerce la acusación particular en el caso.

El primogénito del expresidente de la Generalitat ha declarado durante cerca de cuatro horas ante el magistrado instructor del caso José de la Mata y ha negado que pusiera en marcha ninguna estrategia para "despatrimonializar" sus negocios.

Lo que ocurrió, ha explicado según fuentes presentes en la declaración, es que únicamente le salió bien uno de ellos, relacionado con eucaliptos.

Se trata de la tercera vez que Jordi Pujol Jr comparece ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 y lo hace, según los informes policiales obrantes en la causa, por llevar a cabo una estrategia "insistente y continuada" de despatrimonialización de sus negocios para sustraer capitales de la acción de la Justicia.

Tanto el Ministerio Público como la acusación popular han argumentado la petición de prisión en el peligro de destrucción de pruebas y en la posibilidad de que actúen los testaferros que el primogénito de la familia tendría operando en países como México o Argentina.

TELÉFONO BLOQUEADO

Además de la prisión, los fiscales Belén Suárez y Fernando Bermejo han solicitado al juez que ordene la retención de los equipos electrónicos de Jordi Pujol Ferrusola, como teléfonos móviles y tabletas.

El juez ha aceptado esta petición y el primogénito de los Pujol ha salido de la Audiencia Nacional sin su teléfono móvil, que ha sido bloqueado.

Tras su última declaración, en febrero de 2016, De la Mata le retiró el pasaporte, le prohibió salir del país y le impuso comparecencias periódicas. En dicha ocasión ya se le acusaba de los delitos de blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental.

La UDEF le señala como el miembro de la familia Pujol que gestionaba las cuentas bancarias de sus hermanos en Andorra.

Apunta que Jordi Pujol hijo habría evadido en sus últimas operaciones 9.461.861 dólares y 5.242.607,68 euros con el fin de evitar un futuro embargo judicial en caso de que se determine su responsabilidad penal en el proceso.

Se trata de capitales que estaban en Andorra y se han desviado con destino México, y de préstamos que tenían las sociedades pantalla de Pujol Ferrusola y su esposa Mercè Gironès, "y que en buena lógica debieran haberse reintegrado a España", reza esta nueva documentación con fecha de marzo e incorporada a la causa.

LA HERENCIA DEL ABUELO FLORENCI

Durante su comparecencia ante el juez de hace 14 meses, Jordi Pujol Ferrusola apuntaló la versión ofrecida unos días antes por su padre indicando que el expresidente catalán estaba "al margen" de sus negocios e inversiones, con los que consiguió hacer crecer la herencia recibida de su abuelo Florenci Pujol.

En ese momento insistió, al igual que hizo su padre, en que este legado es el único origen de la fortuna, que él invirtió gracias a la "gran confianza" que su abuelo le profesaba y cuyos beneficios repartía entre sus seis hermanos y su madre de forma "libre".

No obstante, y al igual que ha ocurrido en el caso de las declaraciones del resto de sus hermanos, Jordi Pujol Ferrusola no aportó entonces ningún documento que ratificara esta teoría. La herencia de Florenci Pujol ascendía a 180 millones de pesetas y se multiplicó gracias a inversiones financieras, según ha explicado.

SEGUNDA PETICIÓN DE CÁRCEL PARA UN PUJOL

Se trata de la segunda ocasión en la que los fiscales del caso solicitan prisión sin fianza para un miembro de la familia Pujol-Ferrusola ya que el pasado mes de enero reclamaron esta medida para el pequeño de la familia, Oleguer Pujol, para evitar que continuara blanqueando. Al menor de los hermanos se le imputa indiciariamente un delito blanqueo de millonarias comisiones obtenidas en la operación de compra-venta de 1.152 sucursales del Banco Santander en 2007.

En ese caso el magistrado de la Audiencia Nacional decidió no acatar el criterio del Ministerio Público y le dejó en libertad aunque con la imposición de comparecencias quincenales y la prohibición de abandonar el territorio español.

Temas

Comentarios

Lea También